jueves, 18 agosto 2022

UPA denuncia un acuerdo oculto de la gran distribución para vender pollo un 20% por debajo de lo que cuesta producirlo

31 julio 2013
Almería
img-defecto

Comparte esta noticia en tus redes

Han denunciado que la gran distribución vende carne de pollo a 2,14 €/Kg, mientras que el Magrama reconoce que debería costar un 20% más en función de sus costes de producción

UPA viene denunciando en los últimos meses la presión que están ejerciendo diferentes grupos de la distribución en los que se “utiliza de manera constante la carne de pollo como producto reclamo”.

Durante estos meses de verano, el sector productor de carne de pollo reduce la oferta de carne como consecuencia de las condiciones meteorológicas, ofertando pollos de menor peso. Este hecho supone que cada semana hay entre un 20 y un 25% menos de carne en el mercado que en cualquier otra semana del año.

Sin embargo, ni la reducción de la oferta ni el tradicional aumento del consumo derivado de la presencia de más personas en nuestro país en los meses de verano, ha permitido que estas grandes cadenas de la distribución establezcan un precio de venta al público superior a los costes de producción que marca el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, según los informes del Observatorio de Precios.

En cambio, en la actualidad parece existir un acuerdo entre las diferentes cadenas de la distribución para mantener un precio de venta entre 2,14 y 2,15 euros/Kg, mientras que según el citado estudio de costes, éstos ascienden a 2,70 euros/Kg al final del canal comercializador. UPA está estudiando la posibilidad de presentar una demanda a la Comisión Nacional de la Competencia denunciando esta situación.

Para UPA, la distribución “está poniendo al límite al conjunto del sector productor de carne de pollo”, que hasta este momento había sido capaz de mantener un nivel de actividad similar al que tenía antes de la crisis económica.

La producción de carne de pollo en España (1,4 millones de toneladas en 2013) genera 50.000 empleos en nuestro país. Según datos del ministerio que dirige Arias Cañete, la cuota de comercialización de hipermercados y supermercados de carne de pollo asciende al 60%, mientras que las tiendas tradicionales apenas alcanzan el 31%. El consumo doméstico de pollo en 2012 ascendió un 1,8% con respecto al año anterior, siendo la carne fresca que más ha aumentado su consumo por detrás del pavo.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*