jueves, 26 mayo 2022

Unas 57 hectáreas inundadas de la Balsa del Sapo, exentas de IBI rústico

12 abril 2012
Las Norias (El Ejido)
afectados-balsa-del-sapo

Estado de una de las fincas de la Cañada de las Norias

Comparte esta noticia en tus redes

Las pérdidas económicas durante las campañas 2009 y 2010 ascendieron a más de 2,5 millones de euros, según los informes de daños de fincas ubicadas en el entorno de la Balsa del Sapo presentados por la Asociación Cañada de Las Norias

El Ayuntamiento de El Ejido ya ha finalizado los informes técnicos que permitirán la devolución del importe íntegro del Impuesto sobre Bienes Inmuebles Rústicos correspondiente a 2011 a los propietarios de las fincas en producción que se hayan visto afectadas por inundaciones en la Balsa del Sapo, los mismos que están exentos del pago del IBI de 2012.

Serán 57 hectáreas de invernadero las que, por los daños sufridos, queden exentas del IBI rústico, y unos 31.000 euros los que dejan de ingresar las arcas municipales.

Ayer concluían las visitas a las fincas dañadas por parte de los técnicos municipales en las comprobaron que éstas se encuentran totalmente improductivas, un primer paso para después proceder a la devolución íntegra el IBI de 2011 a los propietarios que ya hayan hecho frente a los pagos y a mantener la exención del impuesto correspondiente a este año.

Según los informes de daños en fincas ubicadas en el entorno de la Balsa del Sapo presentados por la Asociación Cañada de Las Norias, las pérdidas económicas durante las campañas 2009 y 2010 ascendieron a más de 2,5 millones de euros.

Desde el área de Agricultura, su concejal Gómez Galera, ha insistido en que se tengan en cuenta los daños sufridos en las fincas anegadas, de forma que pueda haber algún tipo de compensación e indemnización, que se pongan en marcha líneas de ayudas para la reconstrucción y rehabilitación de las infraestructuras dañadas y para el arreglo de los caminos afectados en las inmediaciones del humedal.

Balsa del Sapo invernaderos

La Balsa del Sapo, en Subdelegación de Gobierno
Las distintas alternativas de supervivencia del entorno social, agrícola y urbano de la Balsa del Sapo, han sido el principal argumento que ha llevado al alcalde de El Ejido, el popular Francisco Góngora, hasta la Subdelegación del Gobierno en Almería.

Ante la gravedad de la situación vivida en Las Norias, Gongora ha señalado, “apostamos por una solución, que es la más ambiciosa, que solucionaría de una forma estructural y definitiva, incluso frente a posibles avenidas e inundaciones, el problema de la Balsa del Sapo y, además, daría una solución al núcleo de Las Norias con la rambla de Carcáuz, que también aporta agua a la balsa, protegiéndola frente a posibles inundaciones”.

Mientras las soluciones definitivas llegan, se hace urgente la puesta en marcha del bombeo de emergencia al que se había comprometido la Junta de Andalucía, a través de su delegada de Medio Ambiente, señala el regidor ejidense, que aprovechando el momento ha vuelto a pedir a la Consejería que agilice al máximo la adjudicación del proyecto de bombeo adicional y que dé una fecha definitiva de inicio de las obras de la primera y segunda fase, para bajar los niveles de cara a próximas lluvias.