viernes, 1 julio 2022

Piden a Europa que cierre fronteras a las frutas y hortalizas turcas ante la avalancha de alertas sanitarias

16 enero 2015
Bruselas
mapa

Hace unos días se detectó una partida de pimientos procedentes de Turquía con 131 veces más insecticida y acaricida del permitido

Comparte esta noticia en tus redes

En los primeros 15 días del año se han registrado 9 alertas en el RAFF, sumadas a las de los últimos 7 meses hacen un total de 100 alertas sanitarias.

Ante la incesante aparición de alertas sanitarias procedentes de frutas y hortalizas de Turquía, COAG exige a la Comisión Europea que cierre de forma temporal la entrada de productos turcos en Europa mientras se investiga esta alarmante situación, y es que en sólo 15 días, el RASFF ha publicado 9 alertas sanitarias que corresponden a frutas y hortalizas turcas. “Esta cifra sumada a las publicadas en los últimos 7 meses (desde junio hasta la fecha) hacen un total de 100, un dato escandaloso y preocupante. Exigimos a la CE que cierre fronteras hasta que se esclarezca esta situación, si hubiera sido la procedencia de España ya habrían puesto el grito en el cielo como ha sucedido otras tantas veces”, resalta Andrés Góngora, secretario provincial de COAG Almería.

La Organización Agraria considera que esta situación es “insostenible” que los productos turcos deben ponerse en observación. “Estamos hablamos de productos alimenticios básicos en cualquier dieta como son las frutas y hortalizas; estamos totalmente de acuerdo en que se establezcan unas normativas fitosanitarias que tienen que cumplir todos los productos que entren en Europa pero no se mide con el mismo rasero las producciones europeas y las de países terceros. Exigimos, por tanto, que tomen la determinación del cierre temporal de fronteras hasta que la situación se aclare; las normativas son para todos”, asegura.

Distribución europea
Para COAG, la alerta sanitaria publicada hace unos días en el RASFF donde los pimientos procedentes de Turquía contaban con 131 veces más insecticida y acaricida del permitido ha sido “la gota que ha colmado el vaso. Tenemos que hacer frente a las crisis de precios que vivimos por culpa de las plataformas de distribución y las comercializadoras, a la competencia desleal de países terceros sin que nadie los frene y a un sinfín más de piedras que ponen en el camino a los agricultores españoles. Hemos de añadir que los pimientos turcos no están llegando a los lineales de los supermercados españoles, pero sí al resto de Europa. Es por esto, que exigimos también a la distribución europea que dejen de abastecerse de productos de países terceros que no cumplen los requisitos de calidad y se saltan a la torera las normativas fitosanitarias y se centren en la compra de frutas y hortalizas procedentes de España que cumplimos con los estándares fitosanitarios y de calidad establecidos por la CE”, comenta Góngora a la vez que recuerda que también se ha registrado esta semana una alerta sanitaria procedente de pimientos egipcios que contenían más flusilazol del permitido.