viernes, 30 septiembre 2022

Phycoelementa saca un nuevo fertilizante biológico para cítricos y olivos

15 abril 2012
Almería
Phycoelementa

El presidente de Phycoelementa, Ignacio Flores.

Comparte esta noticia en tus redes

Mash cítricos y Mash olivos son muy ricos en oligoelementos, correctores de las carencias de suelo

La empresa almeriense Phycoelementa está comercializando dos nuevas variedades de su fertilizante biológico ‘Mash’, que han sido especialmente creadas y diseñadas para los cultivos de cítricos y olivar.

‘Mash cítricos’ y ‘Mash olivos’ son dos productos muy ricos en oligoelementos, que se manifiestan como correctores de las carencias de suelo, ya que son capaces de actuar en cualquier tipo de terreno, incluso si posee condiciones desfavorables, como bajo contenido en materia orgánica.

Del mismo modo, ‘Mash cítricos’ y ‘Mash olivos’ aumentan el número y el tamaño de los frutos de cada árbol permitiendo que el calibre sea homogéneo, lo que facilita al productor su recolección y posterior comercialización.

Las investigaciones efectuadas por Phycoelementa han determinado, también, que el fertilizante biológico ‘Mash cítricos’ y ‘Mash olivos’ aumenta considerablemente el número de raíces de la planta y las hace más fuertes, por lo que potencia la fijación de la planta al suelo y la absorción de agua y sales minerales. Así lo explica el presidente de la empresa, Ignacio Flores, quien asegura que ‘Mash’ es «un fertilizante a base de microalgas con oligoelementos y que con su uso se ha comprobado un descenso de hasta el 30% en la necesidad de aportes de fertilizantes químicos, lo que supone un considerable ahorro para el agricultor». “Además, estos biofertilizantes son naturales y compatibles con cultivos de producciones integradas y ecológicas. También potencian el sabor de los hortofrutícolas. Las flores –añade- con más feromonas atraen más a las abejas y a mayor polinización más sabroso y duro es el fruto».

En los cítricos, ‘Mash’ corrige las carencias de zinc, hierro y manganeso de los cultivos, mejora el estado sanitario de la planta y estimula el crecimiento de las raíces; es decir, el fortificante biológico mejora las cosechas tanto en cantidad como en calidad, aumentado por tanto su valor en la comercialización.

Por su parte, el fortificante ‘Mash’ para olivos es una mezcla de abono mineral complejo y boro, enriquecido con extracto de algas cianobacterias. Estimula el crecimiento del olivo, favorece el cuajado y evita la caída prematura de los frutos, mejorando, también, la cosecha en cantidad y calidad.

En líneas generales, el fortificante biológico ‘Mash’, de Phycoelementa, controla las deficiencias de calcio en las frutas y en las hortalizas para asegurar la calidad de las cosechas. Está compuesto a base de nitrato de calcio con hidrolizado de algas cianobacterias apartador de microelementos quelados de forma natural, cuyo fin es favorecer la asimilación del calcio. Phycoelementa ha desarrollado ‘Mash’ para ser empleado en cualquier cultivo, y en el caso del tomate y del pimiento combate la “podredumbre apical”, en la lechuga la falta de calcio y en el manzano el “bitter pit”.

La empresa almeriense Phycoelementa recomienda que el fortificante biológico se aplique en una dosis de cinco litros por hectárea de cultivo y en el caso de los olivos es aconsejable dar tres o cuatro aplicaciones coincidiendo con las etapas de mayor requerimiento nutricional: brotación, floración, cuajado y maduración de los frutos.

La investigación tecnológica de Phycoelementa, que ha llevado a la producción y comercialización del biofertilizante biológico y orgánico ‘Mash’, procede del desdoblamiento de las moléculas de compuestos orgánicos por acción del agua; recordemos que la empresa cubana Genix ya ha llegado a un acuerdo con la almeriense Phycoelementa para producir este compuesto en La Habana y abastecer a la propia isla y a América Latina.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*