sábado, 24 febrero 2024

Los socios de CASI deciden comprar las instalaciones de Agrupalmería por 14,5 millones de euros

20 julio 2013
La Cañada
130720 asamblea y urnas delante

Un momento de la asamblea de CASI.

Comparte esta noticia en tus redes

Esta compra permitirá a CASI mejorar en la negociación de precios, entrar en nuevos mercados y tener más fuerza en Bruselas

Era un secreto a voces y finalmente se ha producido. La cooperativa CASI adquiere las instalaciones de Agrupalmería. “Es una oportunidad histórica que jamás hubiéramos pensado que iba a llegar”, así lo aseguró el presidente de CASI, José María Andújar, quien presentó a los numerosos socios el punto número 5 de la asamblea extraordinaria celebrada hoy por la cooperativa: “Adquisición de nuevas instalaciones”, es decir, el inmueble de Agrupalmería frente al aeropuerto de Almería, dedicado a comercialización y subasta de tomate.

El socio ha entendido la relevancia de la operación, dando su apoyo mayoritario a la propuesta del presidente, con 462 votos a favor, 201 en contra, ningún nulo y 32 abstenciones. Con esta compra, CASI espera incrementar el tomate comercializado en más de un 15%.

De esta manera, los socios dan vía libre a la firma del acuerdo al que ya se ha llegado con los vendedores (Femago), y que estaba pendiente de ratificar por la masa social, para comprar las instalaciones de Agrupalmería frente al aeropuerto por 14,5 millones de euros. Es importante destacar que se adquiere el inmueble, pero no la marca que la mantiene su actual dueño.

José María Andújar asegura que las nuevas instalaciones y el consiguiente aumento de la concentración de tomate permitirán a CASI crecer en tres aspectos fundamentales:

1) Ayudará en la comercialización, a la hora de negociar el precio con las grandes distribuidoras.
2) CASI tendrá más peso en Bruselas, “en las decisiones que afectan a nuestros agricultores”.
3) Es un impulso al plan comercial “para entrar en nuevos mercados”.
4) Mejor atención a las nuevas necesidades del consumidor, que quiere un envase más pequeño. “Tendremos espacio para realizar en nuestras naves este nuevo manipulado”, asegura Andújar.

Datos técnicos
Hasta llegar la propuesta a la asamblea ha habido, como confiesa José María Andújar, siete meses de negociación. Antes de exponerlo a los socios, la Junta Rectora de CASI ha estudiado con detenimiento la viabilidad de la operación y, por eso, ha encargado al bufete de Alfonso Casado Mendoza un estudio jurídico, asegurando este profesional en la asamblea que “la operación ofrece las máximas garantías desde el ámbito de la seguridad jurídica”. También financieramente se han obtenido unas condiciones muy ventajosas para afrontar con tranquilidad la inversión por parte de la cooperativa CASI. El presidente afirma que “este es el camino más seguro y rápido para crecer”.

Una vez que se haga efectiva la compra, CASI dispondrá unas instalaciones con 16.945 metros cuadrados de planta baja, 18.654 m2 de semisótano, 1.600 m2 de oficinas, 267 m2 dedicados a la sala de ventas y 566 m2 del altillo, y unos terrenos anexos de 7.000 metros cuadrados.

Tomate verde
La intención del presidente, José María Andújar, es usar ya la nueva nave en la próxima campaña. El presidente explica que “el 80% del tomate que los agricultores comercializan a través de Agrupalmería es tomate verde, destinado al mercado nacional, lo que nos permitirá reforzar nuestra presencia en nuestro país. Y el otro 20% reforzará nuestra presencia en el exterior”. Así mismo, al disponer de mayor espacio, como se ha mencionado antes, CASI podrá abordar un envasado más especializado para atender las diferentes demandas de los consumidores.

El presidente ha concluido, satisfecho, aseverando que “es una de las operaciones más importantes del campo almeriense y de Europa”. La asamblea también ha aprobado el proyecto de Programa Operativo para el periodo 2014-2018.

CASI es una cooperativa creada en el año 1944, que reúne a productores y comercializadores de tomate de la zona de La Cañada y el Levante almeriense, con 1.500 socios, más otros 400 socios colaboradores (que espera aumentar ahora). Su principal valor es la experiencia de sus socios, auténticos especialistas en tomate, que han aprendido el cultivo de generación en generación. Esta campaña espera terminarla con unos ingresos de 200 millones de euros y la comercialización de 230 millones de kilos de tomate.