lunes, 6 febrero 2023

Los presupuestos del Estado para 2014 consolidan el abandono del medio rural

2 octubre 2013
Nacional
Agricultutores

Comparte esta noticia en tus redes

Para la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos los presupuestos consolidan los tremendos recortes de años anteriores y profundizan el abandono de los planes de modernización, internacionalización e integración de la agricultura y la ganadería españolas.

El presupuesto del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para 2014 apenas bajará un 0,44% respecto a este año. Este dato, lejos de suponer una buena noticia por la ausencia de un recorte mayor, supone para la organización agraria UPA el mantenimiento de un estado de “coma inducido por el Gobierno desde hace ya dos años”.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha señalado que estos presupuestos demuestran la “hipocresía” del Gobierno, que “anuncia a bombo y platillo planes estratégicos y medidas estrella” para el medio rural que después no cuentan con una base presupuestaria para llevarlos a cabo.

La calidad alimentaria, el fomento de la integración del sector, los planes de internacionalización y exportación de productos o el desarrollo rural ven reducidas sus partidas hasta convertirse, para UPA, en una “utopía irrealizable”.

Presupuestos 2014 para el campo: Análisis de UPA por partidas

El presupuesto total del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se reduce hasta los 1.672 millones de euros, una nueva bajada del 0,44% que viene a sumarse al descenso del 25,4% del año pasado.

El total destinado a las partidas de sanidad animal y vegetal caen de 47,35 millones a 41,39. En este tema, destaca la partida destinada a la erradicación de enfermedades animales, con un descenso desde 11 millones a 8, es decir un -27,2%. Se consolida la práctica desaparición de las asociaciones de defensa ganadera (ADS) y el fomento de las Agrupaciones Fitosanitarias y de producción integrada se reduce de 468.000 a 1.000 euros.

Uno de los conceptos más afectados por los recortes del Gobierno es el fomento de la integración del sector. El apoyo a los consejos reguladores de las denominaciones de origen y a las interprofesionales desciende de 240.000 euros a 35.000. Mientras que el apoyo a las Cooperativas Agroalimentarias pasa de 1,82 a 1,21 millones. La promoción y difusión de los productos alimentarios españoles cae también de 8 a 5,9 millones.

El presupuesto destinado a determinadas producciones y mercados agrarios también sufre fuertes caídas: El apoyo a las razas ganaderas autóctonas desaparece, pasando de 3,8 millones de euros a cero. Según UPA esto podría conllevar la extinción de numerosas especies ganaderas autóctonas de nuestro país.

La prima nacional a la vaca nodriza baja un 11%, pasando de 1,27 a 1,13 millones de euros. Los frutos secos pierden un 45% del apoyo, pasando de 7,19 millones a 3,94. La ayuda a otros sectores como los cítricos, la fruta dulce y el lúpulo también desaparece. Se salva en este apartado el fomento de la apicultura, que se mantiene en 2,8 millones.

En la política forestal y de desarrollo rural salta a la vista la caída de la partida de defensa y restauración de incendios forestales, que se reduce de 103,13 millones a 79,6. Bajan la modernización de explotaciones e instalación de jóvenes –de 4,7 millones a 4,5-, la promoción de la mujer rural – de 0,46 a 0,2 millones y las ayudas a la formación –de 3,31 a 2,3-.

Las tan anunciadas elecciones al campo que pretende organizar Arias Cañete tendrán que ser low cost, pues el Ministerio pretende que apenas cuesten 3.000 euros, desde UPA han manifestado que esperan que no “escatimen igual en su nivel democrático”.

La partida de seguros agrarios se mantiene este año, tras caer un 19,08% en 2012.

Las políticas relacionadas con el agua también sufren recortes: la partida de normativa y ordenación territorial de los recursos hídricos pasa de 48.5 millones a 10,7, mientras que la de “calidad del agua” sufre un descenso desde 77,7 millones de euros a 68,1. La Oficina Española de Cambio Climático, por su parte, pasa de 48,05 millones a 41,57.