miércoles, 28 febrero 2024

Llamada a la huelga solidaria de los trabajadores del campo por el desalojo de 300 personas del asentamiento El Walili en Níjar

30 enero 2023
Níjar
IMG-20230127-WA0019

Comparte esta noticia en tus redes

Un Centro de Acogida de Emergencia y Derivación será el punto de inicio de atención a los inmigrantes tras el desalojo, según el Ayuntamiento. Los colectivos convocantes aseguran que la alcaldesa de Níjar, Esperanza Felices, se comprometió públicamente a que «no habría un desalojo sin que antes hubiera un realojo alternativo para todos. Sin excepción», «ha mentido a todos: a los residentes, a la Plataforma Derecho a Techo, a las ONGs y hasta a las parroquias y Diócesis de Almería.», aseguran desde éstos colectivos.

El Sindicato de Obreros del Campo – SAT, ante el inminente desalojo forzoso y derribo del asentamiento el Walili de Níjar este lunes 30 de enero, llama de forma urgente a todos los trabajadores para ir a la huelga  solidaria con sus compañeros expulsados de sus hogares.

La alcaldesa de Níjar, Esperanza Felices, se comprometió públicamente a que «no habría un desalojo sin que antes hubiera un realojo alternativo para todos. Sin excepción», «ha mentido a todos: a los residentes, a la Plataforma Derecho a Techo, a las ONGs y hasta a las parroquias y Diócesis de Almería. No le importa con tal de servir a la patronal del campo y el turismo», aseguran desde éstos colectivos.

Según el SAT, la oferta del consistorio es montar en un autocar, a los que los soliciten durante el desalojo, sin conocer su destino», «cuando sabe perfectamente que son trabajadores de ese entorno, que si lo hicieran, además de perder su mísero hogar, perderían su trabajo. No se ha molestado ni en tener en cuenta las solicitudes de alojamiento que ella misma pidió que se entregaran en Asuntos Sociales».

Por ello, Sindicato de Obreros del Campo – SAT, hace un llamamiento a todos los trabajadores del campo y el manipulado a «organizarse y caminar hacia la huelga general y la resistencia ciudadana activa ante la opresión, explotación y en numerosos casos el racismo».

Este pasado viernes, nada más conocerse la decisión del juez de no levantar la orden de desalojo, la Plataforma Derecho a Techo, acompañada por el portavoz del SAT Oscar Reina, ocupó por unas horas la sede del PSOE en Almería.

Durante su estancia pudieron entrevistarse con el secretario provincial Juan Antonio Lorenzo, quien ratificó su confianza en la alcaldesa Esperanza Felices, aunque afirmó desconocer algún plan de realojo concreto.

Posteriormente la Plataforma se dirigió al Ayuntamiento de Níjar, donde pudieron entrevistarse con la alcaldesa en la puerta del Consistorio. Esperanza Felices en ningún momento dió explicaciones de dónde serían realojados los residentes. Salvo que durante el desalojo forzoso habría unos autocares que les llevaría, a quien lo solicitara, a «un lugar para alojarlos».

La Plataforma Derecho a Techo solicita que se paralice el desalojo hasta que no se garantice una alternativa habitacional para todos los vecinos del Walili. Tal como se había comprometido la alcaldesa con la plataforma y diferentes Ongs. Además de crear una mesa de diálogo en la que esté presente Ayuntamiento, Subdelegación del Gobierno y la Junta para buscar una solución estable a los vecinos del Walili.

La Plataforma Derecho a Techo ha entregado en el Ayuntamiento de Nijar más de 300 escritos con los datos personales y firma de moradores de El Walili que se quedarán sin techo tras la anunciada demolición del asentamiento chabolista y que necesitarán ser realojados por los Servicios Sociales Municipales.

En la reunión mantenida con la Plataforma Derecho a Techo el pasado 12 de enero la alcaldesa garantizó el realojo de todos los moradores de El Walili antes de hacer el desalojo, “todas las personas podrán residir en alojamientos temporales mientras que los Servicios Sociales municipales no finalicen la gestión de un alojamiento digno y permanente para cada una” aseguró. En la misma reunión, Esperanza Pérez informó que todas las personas que viven en El Walili se podrían inscribir hasta el 30 de enero en un registro que está desarrollando la Oficina de Servicios Sociales Comunitarios en San Isidro de Níjar, razón por la cual, la Plataforma ha recogido estos datos en Walili para asegurar que el Ayuntamiento tenga la información de todos los moradores y no quede ninguna persona sin realojar si así lo precisa.

En escrito dirigido a la alcaldía de Nijar, la Subdelegación de Gobierno en Almería, Defensor del Pueblo Andaluz, otras instituciones y COEXPHAL, decenas de organizaciones de toda índole han mostrado su preocupación por la situación promovida por el Ayuntamiento de Níjar y han exigido la paralización del derribo de El Walili y de cualquier otro asentamiento chabolista de trabajadores agrícolas migrantes mientras no se les ofrezca una alternativa habitacional permanente a sus habitantes y un plan integral de vivienda en el municipio que garantice viviendas dignas y asequibles para toda la ciudadanía de Níjar, tanto autóctona como extranjera.

Entre las organizaciones internacionales se encuentran Plateforme pour une agriculture socialement durable (Suiza), Coordinadora Europea Vía Campesina, Uniterre (Organización campesina de Suiza), Boerenforum (Vía Campesina en Flandes, Bélgica), La organización Landworkers’ Alliance (Inglaterra), SOLIFONDS (organización de solidaridad suiza) o la Federación Nacional del Sector Agrícola de la Union Marrocaine du Travail. La repercusión estatal e internacional del desalojo de El Walili sigue creciendo y está llegando cada vez a más países la situación de los trabajadores migrantes del sector agrícola almeriense.

Níjar confirma el protocolo diseñado para  moradores de El Walili que soliciten  solución habitacional 

La versión del Ayuntamiento de Níjar tras la reunión con las organizaciones no gubernamentales es que está siguiendo el diseño del programa de soluciones habitacionales transitorias, a las que serán derivados los moradores del asentamiento chabolista denominado como El Walili, una vez sean atendidos en el Centro de  Acogida de Emergencia y Derivación. 

Según el consistorio, las ONGs van a colaborarár con el Ayuntamiento de Níjar en la atención  y recepción de los moradores en el Centro de Acogida de Emergencia y  Derivación, donde se les facilitará alojamiento y manutención en tanto se reevalúa individualmente cada caso. El objeto de estos estudios personalizados  es elaborar el itinerario de integración de cada individuo antes de su derivación a una solución habitacional transitoria de alquiler. Este proceso intermedio se  prolongará, según las previsiones iniciales, hasta un máximo de dos meses, e  intervienen todos los recursos municipales disponibles, que garantizan la  capacidad suficiente para las personas identificadas como moradores. 

En la reunión de trabajo se informó a las ONGs del protocolo establecido, así como de  los distintos autos judiciales, el último del jueves jueves, en el que se mantiene el  criterio del ya dictado el pasado 24 de enero sobre la urgencia en la ejecución  del desalojo para garantizar la seguridad de las personas. 

En el manual de realojo para la primera fase de la actuación con los moradores de El Walili, sobre el mismo poblado chabolista, participarán técnicos en  asistencia psicológica y de mediación, personal sanitario, bomberos y Fuerzas  y Cuerpos de Seguridad del Estado.