sábado, 28 mayo 2022

Junta acelera los trabajos que restablecerán los trasvases de agua del Tajo y del Negratín

15 junio 2013
Cuevas del Almanzora
IF

Ortiz, acompañado por técnicos de las empresas.

Comparte esta noticia en tus redes

Se trata de reponer las conducciones que resultaron gravemente dañadas tras las inundaciones de septiembre de 2012 en la comarca del Almanzora

El delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, ha visitado las obras de emergencia que lleva a cabo la Junta de Andalucía para reponer las conducciones que resultaron gravemente dañadas tras las inundaciones de septiembre de 2012 en la comarca del Almanzora. Los trabajos, que se iniciaron a finales de mayo, consisten en la reposición de infraestructuras que permitan llevar hasta el pantano de Cuevas del Almanzora el agua procedente de los trasvases Tajo-Segura y Negratín-Almanzora. Asimismo, el delegado ha visitado las obras corrección y refuerzo de la carretera de acceso a la presa de Cuevas del Almanzora, que tuvo que ser cortada al tráfico por un deslizamiento del terreno, a consecuencia de las lluvias.

Las obras de la carretera de acceso al pantano están prácticamente terminadas –se han realizado los trabajos principales de ‘bulonado’, ‘gunitado’, enrejado y pilotaje, y en estos momentos se llevan a cabo las tareas de remate y limpieza de obra. Los trabajos, según han informado al delegado los responsables de la empresa adjudicataria terminarán en los próximos días, por lo que la carretera se abrirá al tráfico de manera definitiva y segura a finales de mes.

Abastecimiento y regadío
Por lo que se refiere a las labores de reposición de las conducciones, se encuentran en la fase inicial de replanteo de la traza y estudio de alternativas así como la obtención de los terrenos de los regantes, necesarios para la ejecución de las obras. No obstante, en los terrenos obtenidos hasta el momento se han iniciado los desbroces de la traza y preparación de las explanadas de trabajo, y posteriormente se llevarán a cabo las tareas de apertura de zanjas, colocación de tuberías y construcción de arquetas.

Las obras, una vez finalizadas, permitirán restablecer el suministro de agua de los trasvases, tanto para el abastecimiento humano, como para el riego de los cultivos atendidos por las comunidades de regantes situadas en Huércal-Overa y Cuevas del Almanzora. José Manuel Ortiz, tras visitar las zonas donde se han iniciado los trabajos, ha resaltado la importancia del proyecto, ya que si no se acometiera con la urgencia que se está haciendo, “se pondría en riesgo el suministro de agua para el próximo año hidrológico, suministro que actualmente, de forma provisional, se realiza desde el pantano de Cuevas del Almanzora”.

Las obras, con un presupuesto de 18 millones de euros, consisten en la sustitución de las tres conducciones afectadas, por una de mayor tamaño (1.600 milímetros). En total, se instalarán 18,6 kilómetros de tuberías entre la Rambla de El Saltador –punto de confluencia de los trasvases- hasta el pie de la presa de Cuevas del Almanzora. Esta conducción tendrá la capacidad necesaria para transportar la cantidad de agua que requieren tanto la Estación de Tratamiento de Agua potable del Bajo Almanzora, como las comunidades de regantes agrupadas en la Junta Central de Usuarios del Valle del Almanzora. Las obras de restitución de las conducciones se han dividido en tres tramos, que realizan las empresas Construcciones Tejera y Otero (tramo 1); Sandoz y Napal (tramo 2); y Prinur y Nacimiento (el 3). La consultoría la realiza la empresa Aima.

Estas actuaciones generarán 278 empleos asociados y permitirán cubrir el abastecimiento de agua potable de 150.000 habitantes y el riego de 24.000 hectáreas de terrenos agrícolas.

Cauces y caminos rurales
Estas obras, según ha recordado José Manuel Ortiz, se suman a las que ha realizado la Junta de Andalucía en un tiempo récord en los últimos meses para reparar los daños provocados por las lluvias torrenciales en 16 cauces de ríos y ramblas de la comarca del Levante, así como para la reparación de caminos rurales de unos treinta municipios de la provincia, que también se vieron afectados por las lluvias. En total, esta inversión ha rondado los 4 millones de euros: más de 900.000 euros las obras en ríos y ramblas, y 3 millones en vías rurales.