lunes, 6 febrero 2023

José Romera: “Berlín es el gran escaparate de la horticultura mundial”

1 febrero 2013
Vícar
José Romera, concejal de Agricultura

El concejal de Agricultura vicario, José Romera.

Comparte esta noticia en tus redes

Un año más, el Ayuntamiento de Vícar acudirá a la feria alemana para apoyar a las empresas instaladas en el municipio

El concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Vícar, José Romera, asegura que su visita a Berlín servirá para conocer los nuevos avances, tecnología y maquinaria relacionada con el mundo agrario. El edil también ha aprovechado para analizar la campaña y ha señalado que es necesario dar una solución al problema de la higiene rural y no se olvida de la importancia de cuidar los acuíferos.

-Un año más, el Ayuntamiento de Vícar acude a Fruit Logistica de Berlín, ¿con qué objetivos?

-Efectivamente, un año más, el Ayuntamiento estará presente en esta feria, ya que el municipio es eminentemente agrícola, estamos hablando de que el 80 por ciento de las personas de nuestro pueblo viven de manera directa o indirecta de la agricultura, luego nos vemos en la obligación de estar representando a nuestros agricultores en una gran feria como es la Fruit Logistica. Ese es nuestro objetivo, estar allí donde haya uno de nuestros agricultores.

-Además, una vez allí aprovecharán para visitar a las distintas empresas que se encuentran en el término municipal de Vícar y que van a estar presentes…

-Sí. Durante nuestra visita aprovecharemos para visitar tanto a las cooperativas como a otras empresas de la industria auxiliar que están en Vícar y que asistirán a Fruit Logistica. Aprovechamos para visitar a la gente que está instalada en nuestro municipio, a nuestros vecinos y también para ver los nuevos avances, las nuevas tecnologías, la maquinaria y todo lo que tiene que ver con el mundo agrario.

-¿Por qué es tan importante acudir a Berlín? Parece, a priori, que Fruit Attraction le ha quitado mucha presencia a la feria alemana…

-En mi opinión, Berlín es el gran escaparte de la horticultura mundial. Es cierto que parece que ha descendido un poco en favor de Fruit Attraction y esta feria va creciendo a pasos agigantados, pero Berlín siempre es Berlín porque allí están representadas todas las naciones del mundo. No sé si habrá algún país que no esté allí. Es cierto que Madrid está creciendo, pero no deja de ser más pequeña que Berlín y al final a la gente donde le gusta ir es a Berlín, a Fruit Logistica. Creo que el descenso en la presencia de empresas de Almería en Alemania se debe al tema de la crisis porque montar un stand y llevar toda la infraestructura allí cuesta un dinero y eso repercute en que, quizás, haya menos empresas este año en Berlín.

-Teniendo en cuenta que usted es agricultor, además de concejal de Agricultura, ¿cómo diría que va la campaña?

-La campaña ha descendido un poco. Por estas fechas suelen caer algunos productos, pero en general hasta ahora ha ido bastante bien. Los agricultores no están muy mal del todo. Es cierto que el tomate ha bajado un poquito, pero el pepino se mantiene bien, la berenjena también tiene unos precios aceptables y, en general, bien. No obstante, como siempre digo, habrá que esperar a que termine la campaña para hacer el balance final. Será entonces cuando podamos hablar porque la campaña es larga y tiene sus altibajos, como cada año.

-Hablaba usted de los precios, que quizás son el caballo de batalla de los agricultores de la provincia. ¿Por dónde pasa la solución a este problema?

-Creo que la clave está en que no puede haber tanta diferencia entre los precios de origen y destino. En mi opinión, el agricultor podría conseguir unos céntimos más, que tampoco hablamos de grandes cantidades; sería muy bueno y, al reducir esos márgenes, esa diferencia entre el precio en origen y destino, el consumidor también se beneficiaría porque compraría más producto. No es igual comprar un producto muy caro que comprarlo un poco más barato porque puedes comprar más. Creo que si fuera más asequible, el comprador compraría más. Pienso que el problema está en los intermediarios y en que si concentráramos la oferta, nos uniéramos, podríamos hablar de otra manera y seríamos más fuertes, porque nuestros compradores podrían comprar al almacén que quisieran pero siempre con precios unificados. Entonces sí podríamos competir, pero si son ellos los que nos marcan las directrices, solamente nos queda el ‘pataleo’ constate de cada año e ir a remolque. Pese a todo, el campo almeriense es el que tira del carro de todo.

-En esta línea que comenta, parece que el campo es el único sector que se está salvando de la crisis…

-Es cierto. Gracias a la agricultura trabajan muchas personas y gracias a ella las cifras de paro son más bajas. Es cierto que al agricultor le cuesta cada vez más llegar, pero al final el campo es el que está dando batalla al desempleo y el que está tirando de la economía, no sólo del Poniente, sino de Almería.

-Usted que conoce las dos caras de la moneda porque es productor pero también concejal, ¿qué asignaturas pendientes tiene el campo almeriense?

-Una de las asignaturas pendientes que tiene el campo es la higiene rural, la limpieza del campo. Es verdad que tenemos buenos invernaderos, aunque aún queda alguno por renovar, tenemos los mejores productos del mundo, pero sí queda ese punto negro que son los residuos agrícolas. Ahí tenemos un punto débil porque necesitamos empresas, ya sean privadas o públicas, que nos den una solución, ya sea a través de compost, de piensos para animales, de productos de conserva… Ahora mismo no tenemos nada porque Ejido Medio Ambiente no puede absorber todo lo que sale del campo y tampoco podemos contar con la planta de Albaida debido al incendio. Además, ahora se nos plantea el dilema de que, en los próximos días, empezamos a arrancar los pepinos, los pimientos y no sabemos qué hacer con los residuos. ¿Dónde le decimos al agricultor que los lleve? Se me plantea este problema y queremos que alguien venga y aporte una solución. Es cierto que viene gente con proyectos, pero no acaban de traer un trabajo que sea correcto para el tratamiento de esos residuos. Además, lo que hay ahora también tiene el inconveniente de que es caro, estamos hablando de que los agricultores pagan 12,50 euros por tonelada y la verdad es que es muy caro. El agricultor está dispuesto a colaborar en todo, pero siempre que se le proporcione un lugar donde llevarlo y a precios asequibles. Los productores de Almería son personas muy trabajadoras, emprendedoras y que no tienen miedo a nada, pero necesitan una solución. Cuando tengamos el sitio adecuado donde poder tratar estos residuos, el agricultor lo hará perfectamente y sin problemas, pero ahora no puede.

-Una cosa está clara, la disposición y colaboración de los agricultores es total…

-Así es. El problema es que el sitio donde llevarlo no existe. No hemos dado todavía con la tecla de qué es lo que queremos. La opción de utilizar los residuos para hacer electricidad no funciona porque estos residuos no tienen poder calorífico suficiente, ya que son plantas muy blandas y en las que prácticamente todo es agua. ¿Compost? Saldría mucho y ¿dónde se mete? ¿Comida para animales? Ésta es una buena opción, pero aquí hace falta que nos ayuden tanto las administraciones como la iniciativa privada y nosotros estaremos ahí colaborando con ellos y el campo estará limpio. Es prioritario tener el campo limpio, ya que alguna vez de las que he estado en Alemania algún cliente me ha dicho que los tomates están muy bien, pero que nuestro campo está un poco sucio y eso no puede ser. Siempre le recalco a los agricultores de Vícar y de los demás pueblos que, al fin y al cabo, la imagen es nuestra y que donde se pueda llevar el plástico hay que hacerlo porque es importante cuidar nuestra imagen y una imagen vale más que mil palabras. Otro de los puntos débiles es el tema del agua, que también es un poco problemático. Estamos gastando un agua y ya los pozos se están salinizando. Estamos esperando que entre en marcha la desaladora de Balanegra y que entre en marcha lo más pronto posible para recargar los acuíferos porque, si seguimos extrayendo el agua de esta manera, en los próximos años podemos vernos con un grave problema.

-Y eso que la gestión del agua por parte de los agricultores está siendo más que eficaz…

-Por supuesto. Yo creo que el campo almeriense es el que mejor ha sabido trabajar el agua y ahorrarla. No obstante, a veces hay épocas de sequía y no se recargan los acuíferos y estamos tirando de ellos. Aparte, ya son muchas las hectáreas y algunos ya se están salinizando. Lo que hace falta es que la desaladora entre ya en marcha y cerrar algunos pozos para poder recargarlos.

-Ustedes han apostado fuerte por el acondicionamiento de los caminos rurales. ¿Seguirán con ello?

-Sí. Vícar tiene alrededor del 90%, casi el 100%, de los caminos asfaltados, en perfecto estado para que el agricultor lleve sus productos a su cooperativa o alhóndiga sin que vayan llenos de polvo y sin ir aplastados por los baches de los caminos. En los próximos meses, haremos 6 ó 7 caminos que tenemos ya programados y preparados para trabajar en ellos y que se incluyen dentro del programa Encamina2. Queremos el 100% de los caminos asfaltados y con coste cero para el agricultor. También estamos trabajando y participando en algunos foros por el tema de la higiene rural. Estos días hemos tenido una primera reunión en el Ayuntamiento de El Ejido con la gente del Poniente y del Levante almeriense y con gente de la zona de la costa tropical de Granada para tratar este tema tan importante para nosotros.