jueves, 19 mayo 2022

Faeca exige al Ministerio y a la Consejería medidas que palien la situación del sector oleícola

31 marzo 2012
Sevilla
img-defecto

Comparte esta noticia en tus redes

Propone la constitución de una mesa de trabajo en la que participen todo los agentes del sector

La Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (FAECA) ha hecho llegar sendas cartas al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, exigiendo medidas contundentes y de carácter urgente que alivien la situación crítica por la que atraviesa el sector oleícola por cuarta campaña consecutiva.

En las misivas, FAECA subraya que el sector del olivar sufre la mayor situación de crisis conocida desde la incorporación de España a la Unión Europea en 1986 y que, tras tres años en pérdidas, de absoluta ruina para los productores, los cinco meses de la actual campaña oleícola 2011-2012 proyectan un panorama mucho peor.

Prueba de ello es que la campaña comenzó con caída de precios que se están manteniendo inalterables en las tres categorías, registrándose valores por debajo del umbral de desencadenamiento en el caso del virgen y lampante, y con el virgen extra rozando el nivel.

Si bien FAECA valoró de modo positivo el almacenamiento aprobado en la presente campaña, también anticipó, como así ha ocurrido, que la medida resultaría claramente insuficiente, para lograr su objetivo de recuperación de precios, al estar limitada a un volumen de 100.000 toneladas y por un período de tan sólo cinco meses.

Tampoco está teniendo ningún efecto en el mercado, hasta el momento, la extrema sequía sin precedentes que sufrimos –la peor de los últimos sesenta años- y que nos llevará a una próxima campaña 2012-2013 muy corta.

En consecuencia, y teniendo en cuenta que desde Bruselas se considera que estamos ante problemas estructurales exclusivos del sector español y que, por tanto, debe ser nuestra Administración la que adopte las soluciones, FAECA ha propuesto a Ministerio, a través de Cooperativas Agro-alimentarias, y a la Consejería de Agricultura la adopción de las siguientes medidas de modo urgente:

1. Habilitar una línea de financiación inmediata, mediante créditos pignoraticios, en las mejores condiciones, que permitan retrasar las ventas y defender mejor el precio en origen.

2. Nueva activación del almacenamiento privado de aceite de oliva, de, al menos, otras 100.000 toneladas y durante el mayor tiempo posible.

3. Apoyo efectivo a la integración comercial de la oferta, al objeto de reequilibrar la cadena de valor.

4. Flexibilizar la interpretación de las normas de Competencia, de modo que se permita la ordenación de la oferta para la mejora de la calidad, conforme a lo previsto en le Ley de Organizaciones Interprofesionales.

5. Constitución urgente de una mesa de trabajo del Ministerio y las Comunidades Autónomas, con las principales organizaciones de productores, industria y comercio, para el estudio y adopción de éstas y cuantas medidas puedan surgir como son las relativas a la calidad del aceite.