sábado, 24 septiembre 2022

El valor de la producción ganadera de Almería creció el pasado año un 12%

1 abril 2012
Lubrín
Rebaño de cabras en Lubrín

Un rebaño de cabras en Lubrín.

Comparte esta noticia en tus redes

La facturación de la cabaña almeriense superó los 222 millones de euros

La producción ganadera de la provincia de Almería obtuvo el pasado año un valor de 222,5 millones de euros, casi un 12% más que en 2010, cuando se cifró en 198,8 millones. Este aumento del valor se debió, principalmente, al comportamiento de la cabaña de porcino, que compensó los resultados de ovino-caprino y del conejo, según el delegado de la Consejería de Agricultura y Pesca, José Antonio Salinas.

La cabaña de porcino es la más importante del sector ganadero almeriense, y una de las más importantes de Andalucía. El pasado año, el valor de la producción superó los 149,5 millones de euros, 26 millones más que en 2010. La mayor parte de estos ingresos (92 millones de euros) se debieron a la venta de 76 millones de kilos de carne de cerdo. Por la comercialización del estiércol, los ganaderos obtuvieron 35,1 millones de euros; mientras que por el ganado comercializado vivo los ingresos superaron los 22,3 millones. El sector del porcino de cebo, con 404.000 plazas, cebó el pasado año más de 1,2 millones de cerdos.

Por sus ingresos, la cabaña de caprino ocupa el segundo lugar en el balance del pasado ejercicio, con una producción de 28,4 millones de euros (un 3,7% menos que en 2010), ingresos que en su mayor parte procedieron de la venta de casi 41 millones de litros de leche por un valor próximo a los 22 millones de euros. Por la venta de carne y de estiércol de cabra, los ingresos fueron similares (2,6 millones).

Un 3,7% también se redujo el pasado año el valor de la producción de ovino, con unos ingresos totales de 11,8 millones de euros. De esta cantidad, la mayor parte (casi 6 millones de euros) se obtuvo por la comercialización de animales vivos. Por la venta de estiércol la facturación fue de 3,1 millones, y por la carne, 2,4 millones. Almería, junto a Granada, es la provincia andaluza con la cabaña de ovino y caprino más importante de Andalucía y una de las de más peso de España, con más de 331.750 cabezas.

Aves, conejos, bovino y miel

El avícola, por el valor de su producción, es el tercero del sector ganadero almeriense. El pasado año los granjeros de la provincia facturaron 19,7 millones de euros, lo que supuso un incremento del 13% sobre el año anterior. Por la venta de carne (casi 14 millones de kilos) se obtuvieron más de 18,2 millones de euros, mientras que por los huevos los ingresos ascendieron a casi 1,2 millones de euros.

La cabaña de vacuno cerró un balance con unos ingresos de 2,3 millones de euros, un 2,6% más que en 2010, ingresos que procedieron principalmente de la producción de leche (1,5 millones). Por la venta de estiércol de vaca los ganaderos obtuvieron 423.000 euros, y por la carne, 343.000.

Algo menos que el sector vacuno facturó el sector de los conejos: 1,9 millones de euros, un 19% menos que en el ejercicio anterior, cifra que se debe sobre todo a la venta de carne (1,5 millones de euros), y de estiércol (243.000 euros).

El valor de la comercialización de la miel de abeja se aproximó el pasado ejercicio 3,6 millones de euros, casi la mitad que en el año 2010, cuando se superaron los 7 millones de euros. Almería, con unas 850 explotaciones –según datos de 2011- es la primera provincia de Andalucía en el sector avícola. El pasado año se registraron más de 122.00 colmenas, de las cuales, 121.200 fueron trashumantes.

Ayudas púbicas

En el desarrollo de la cabaña ganadera almeriense, la Consejería de Agricultura apoyó el pasado año al sector con ayudas públicas por un importe de casi 3 millones de euros. De estas inversiones, destacan los algo más de 914.000 euros destinados a las agrupaciones de productores de ovino y caprino; los 654.000 que se aprobaron a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria para los gastos de funcionamiento y otras actuaciones en materia sanitaria; y los casi 430.000 euros concedidos a las razas autóctonas en régimen extensivo. Para el Plan Avícola Nacional, los apicultores recibieron casi 355.000 euros. Estas ayudas, según el delegado de Agricultura, “reflejan el esfuerzo inversor de los ganaderos de la provincia, que cuentan y seguirán contando con el apoyo de la Junta ya que con su labor contribuyen a mantener el tejido social y económico de muchos pueblos del interior de la provincia, y por tanto, a frenar el desdoblamiento”.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*