miércoles, 28 febrero 2024

El precio medio de la tierra agrícola en Almería supera los 38.500 euros la hectárea

28 octubre 2012
Almería
Invernaderos

Vista general de invernaderos en El Ejido.

Comparte esta noticia en tus redes

Esta cifra supone un 3,6% menos que en 2010-, pero el doble que la media andaluza, que fue de 19.600 euros

El pasado año los precios de las tierras agrícolas bajaron en toda Andalucía, salvo en Cádiz y Málaga, donde se revalorizaron ligeramente. Almería, donde los precios se mantienen en la línea de los últimos años –aunque con una ligera tendencia a la baja- es la provincia de la Comunidad donde se siguen registrando las cotizaciones más elevadas en el suelo de labor.

En 2011, el precio medio de las tierras agrícolas de la provincia de Almería se situó en 38.500 euros –un 3,6% menos que en 2010-, pero el doble que la media andaluza, que fue de 19.600 euros. Así lo recoge la ‘Encuesta de precios de la tierra en Andalucía. Año 2011’ de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.

Las cotizaciones medias más elevadas en las tierras agrícolas de Almería se dan en la labor de regadíos, con más de 137.300 euros la hectárea, lo que supone un ligero descenso del 2,2% en comparación con el año 2010. No obstante hay zonas como la Vega de Adra o el término municipal de Roquetas de Mar, donde se llega a pagar hasta 300.000 euros, y 280.000 en El Alquián y La Cañada, en la capital. La segunda provincia con cotizaciones más altas en este tipo de labor es Granada, donde se paga a 53.000 euros.

Las parcelas con cultivo de viñedo de uva de mesa de regadío son las segundas más cotizadas en Almería: casi 79.000 euros es el precio más frecuente, el mismo precio que en el año 2010. En El Ejido, no obstante, hay algunas parcelas con este tipo de cultivo valoradas en 210.000 euros la hectárea.

En 60.000 euros la hectárea se situó el pasado año el precio medio de la tierra de labor dedicada a la producción de frutales de hueso, una cotización un 7,5% inferior a la del ejercicio de 2010, concentrada en el Alto y Bajo Almanzora. Almería, con diferencia, es la provincia andaluza donde estos suelos están más valorados, ya que la segunda provincia con mejores cotizaciones es Granada, donde el precio medio no llega a 47.000 euros.

Las tierras de cultivo de almendro de regadío son las terceras más cotizadas en la provincia. Según la ‘Encuesta’, el pasado año la cotización más frecuente se situó en casi 52.000 euros la hectárea, a pesar de un descenso del 4,8% sobre el año de referencia. En el Campo de Tabernas, no obstante, hay parcelas de frutos secos con regadío por las que se pagaron hasta 80.000 euros.

En el caso de las explotaciones de frutos secos de secano, el precio más frecuente osciló en torno a los 6.800 euros la hectárea, lo que supone un descenso del 5,2% en comparación con los datos del año 2010. En este terreno, la provincia de Almería no es la primera del ‘ranking’ andaluz, donde destaca Málaga, con una cotización media por hectárea de 7.167 euros.

Mejor valorados que los almendrales de secano son las tierras de labor de secano. En Almería los precios más frecuentes el pasado año se situaron en 23.122 euros, un 5,3% menos que en 2010. Níjar, que concentra una cuarta parte de la labor de secano de la provincia, es con gran diferencia el municipio donde más se paga por este suelo, debido a las oportunidades para convertirlo en regadío, y de hecho hay parcelas que alcanzaron precios de 180.000 euros la hectárea.

El pastizal, como viene siendo habitual, es la tierra agrícola menos cotizada, y la que más valor perdió el pasado año en Almería: el precio medio se situó en 6.349 euros la hectárea, un 12,6% menos que en 2010. Con todo, Almería es la tercera provincia donde esta tierra de labor alcanzó mejores precios, por detrás de Cádiz (9.540 euros) y de Málaga 6.668 euros). Como en el caso del secano, en el Campo de Níjar y en Almería capital hubo parcelas por las que se pagó unos 40.000 euros.

Cotizaciones más elevadas
En el año 2006, cuando la ‘fiebre’ del ladrillo alcanzó su grado máximo en la provincia de Almería y cuando la crisis económica ni se intuía, las tierras agrícolas –sobre todo las de regadío- alcanzaron sus cotizaciones más elevadas, y hubo terrenos por los que se llegaron a pagar hasta 350.000 euros la hectárea en la capital, mientras que el precio medio del terreno agrícola de regadío en dicho año se situó en 169.000 euros la hectárea.

En los años 2007, 2008 y 2009, con la burbuja inmobiliaria deshinchada y con la crisis ya instalada, los suelos de regadío no dejaron de perder valor, y hace dos años el precio medio se situó en algo más de 140.000 euros la hectárea. En el año 2010, después de tres ejercicios perdiendo valor, se ha frenado la caída, y la hectárea de regadío se ha pagado en la provincia a un precio medio de 140.393 euros, lo mismo que en el ejercicio anterior. Estos precios medios son un 17% menos que en el año 2006, pero representan un 34% más que las cotizaciones de los suelos de regadío del año 2003. Así lo refleja la ‘Encuesta Anual de Precios de la Tierra. Almería 20109’ elaborada por la Delegación Provincial de la Consejería de Agricultura y Pesca.

Atendiendo a los precios medios, la zona donde más se cotiza el terreno de regadío, como en años anteriores, es la de los Llanos de La Cañada y El Alquián, en Almería capital, con una cotización de 240.000 euros. Le siguen Adra, Campohermoso, Roquetas de Mar, Vícar y Rambla Morales (Almería), con un precio medio de 180.000 euros. Por su parte, en el Ejido, municipio que concentra el 20% de la superficie invernada de la provincia, la cotización media ha sido de 150.000 euros.

Por el contrario, los precios medios más bajos de la labor de regadíos están en Albox (26.000 euros), Cuevas del Almanzora (30.000), y Serón (32.000 euros).

En Almería hay unas 27.000 hectáreas de superficie con labor de regadío, que se contabilizan como 48.000, teniendo en cuenta que cada hectárea produce una media de 1,6 cosechas al año.

Uva de mesa y frutales de hueso
La superficie dedicada al cultivo de uva de mesa en la provincia pierde terreno. En la actualidad hay unas 1.000 hectáreas. En los últimos años se han arrancado los parrales de Tíjola, Serón, Níjar y Santa Fe de Mondújar. Este cultivo se limita actualmente a Berja (que concentra el 38% del total provincial); la vega de Dalías (casi el 31%), Canjáyar, Alhama y El Ejido.

El precio medio de este suelo, el segundo más cotizado de la provincia, se mantiene en torno a los 78.800 euros la hectárea, si bien hay zonas como en El Ejido, que por la presión urbanística o la posibilidad de convertirse en cultivo bajo plástico, se llega a pagar hasta 210.000 euros. Por el contrario, en Canjáyar hay parcelas por las que no se paga ni 38.000 euros.

En cualquier caso, los precios medios de las parcelas van desde los 60.000 euros en Canjáyar, a los 180.000 en El Ejido, pasando por 70.000 en Dalías y Berja, y 90.000 en Alhama de Almería.

En el ‘ranking’ del suelo de labor más cotizado, la tierra de cultivo de frutales de hueso ocupa el tercer puesto. El precio medio de la hectárea en la provincia es de 64.500 euros, con oscilaciones que van desde los 90.000 euros en Vera, a 36.000 en Albox. En Huércal-Overa, que concentra el 94% de la superficie del cultivo de frutales de hueso, el precio más frecuente se situó en torno a los 65.000 euros, aunque por algunas explotaciones se han pagado hasta 90.000 euros.

Secano
Las cotizaciones del suelo agrícola de cultivos de secano son las que se mantienen más estables en los últimos años, y en 2010 se confirma la estabilización. El pasado año, el precio más frecuente se situó en torno a los 24.500 euros, valor similar al de 2006, pero cuatro veces superior que al del año 2003.

Níjar, que concentra el 24% de la labor de secano de la provincia, es con gran diferencia el municipio donde más se paga por este suelo, debido a las oportunidades para convertirlo en regadío. El precio medio al que se pagó la hectárea el pasado año fue a 75.000 euros (5.000 menos que en 2009), aunque hay algunas explotaciones por las que se pagó hasta 225.000 euros. En el municipio de Almería, el precio más frecuente del secano se situó en 52.000 euros la hectárea, aunque algunos alcanzaron los 90.000 euros.

La comarca de Los Vélez concentra más del 50% del suelo agrícola de secano y donde los precios son más bajos. En María, el precio medio se situó en 3.000 euros la hectárea, si bien por algunas parcelas se pagó 1.500 euros. En los otros municipios de la comarca, así como en Albox y Oria, las cotizaciones han oscilado entre 5.000 y 6.5500 euros.

En Tabernas, Sorbas y Cuevas del Almanzora, los precios más frecuentes se situaron en 122.000 euros, mientras que en Huércal-Overa alcanzaron los 16.000.

Frutos secos y pastos
Almería cuenta con casi 60.000 hectáreas de almendros, el cultivo con más superficie de la provincia. En Andalucía, sólo Granada tiene una extensión mayor de frutos secos. De esta superficie, unas 2.300 hectáreas tienen regadío. El precio varía mucho si el cultivo es de secano o si tiene riego: la media en el secano está en torno a los 7.250 euros, mientras que si es de regadío, se eleva hasta 54.500 euros la hectárea.

En el caso del secano, las cotización medias más altas se alcanzaron en Lubrín, Sorbas y Adra (9.000 euros), aunque en algunos casos se llegó a pagar el doble. Por el contrario, los precios medios más bajos se pagaron en Serón (4.250 euros), y en Fiñana y Oria (6.000).

En el caso de los almendros con sistema de riego, el precio medio más alto (65.000 euros) se pagó en Huércal-Overa y Pulpí, municipios que concentran el 50% de este cultivo. No obstante, en Tabernas (con un 29% del almendro de regadío de la provincia), donde se han alcanzado los precios más altos se alcanzaron los precios máximos más altos (hasta 90.000 euros la hectárea). Los más baratos, en cambio, se encontraron en Gérgal (10.000 euros).

Los suelos más baratos son los pastizales y eriales. Los precios más frecuentes se situaron en unos 7.200 euros, con oscilaciones entre los 1.200 euros -algunas parcelas de Serón-, y 45.000 euros, en Almería capital y Níjar, que son los municipios que más superficie de pastizal, erial y pastos tienen: casi un 30% del total provincial.