domingo, 14 agosto 2022

«Como agricultor no veo ventajas en ser europeo»

20 mayo 2014
Almería
Jose Antonio Delgado

Jose Antonio Delgado

Comparte esta noticia en tus redes

Jose Antonio Delgado es agricultor de La Cañada. Junto a su mujer e hijos forman parte de la tercera generación de agricultores de la familia Delgado. Cultiva tomates en 12 mil metros de invernadero y, como la mayoría de agricultores asegura que está “peor que nunca”.

“Esta campaña, por ejemplo, el margen de beneficio que podríamos tener, es lo que hay en las matas ahora mismo y vamos a tener que tirarlo”.

Se queja Jose Antonio de que toda la responsabilidad de la calidad del producto ha recaído en el agricultor, sin embargo, el precio es el mismo o inferior al que recibían hace 20 años.

“Hay quien ha tenido que dejar de echar insecticida por la imposibilidad de afrontar el gasto”.

Jose Antonio Delgado
Jose Antonio Delgado

Sin embargo tienen que competir y se siente perjudicado con las malas artes de algunos, mal llamados empresarios, que “colocan” los tomates procedentes de Marruecos, que llegan, «de aquella manera»  a granel a algunos almacenes de la zona en donde se etiquetan como si se hubiesen cultivado aquí, asegura, “en nuestra cooperativa no se realiza esa práctica, somos muchos los agricultores que aportamos producto, pero hacerse, se hace”.

12 mil kilos de tomates a 120 euros
La transformación de los cultivos a las nuevas exigencias del mercado, la política de residuos cero y la nueva estrategia de lucha integrada es sufragada por el agricultor que ha de invertir en los nuevos productos esperando que el resultado sea positivo o al menos rentable.

La realidad es otra, “nuestros tomates son de una calidad superior a hace algunos años, por el contrario hemos visto, por ejemplo hace unos días que se ha pagado 120 euros por 12 mil kilos de tomate en el almacén”.

El resultado no puede ser más catastrófico, “estamos viendo cómo se cierran invernaderos cada día, hay agricultores que no están poniendo plástico”.

Jose Antonio, como buen agricultor, acude a sus asambleas, participa en la cooperativa, pertenece a una organización agraria y ha pagado el alta a cuatro trabajadores en su finca. “Cumples con todos los protocolos exigibles e incluso los recomendables en cuanto a prevención de riesgos laborales, respeto con el entorno y medioambiente, sin embargo no me siento más protegido que un agricultor de Marruecos, no veo ventajas a ser europeo”.

Jose Antonio concede esta entrevista a pie de manifestación en Almería. Junto a su esposa, también agricultora, apoyan la petición de rebaja fiscal para los agricultores de Almería y es receloso con los periodistas. Se ha sentido maltratado por la prensa que ha venido a buscar lo fácil, el lado más amarillo o negro de debajo de los plásticos y no confía en que su vivencia sea tratada con el respeto e importancia que merece.