martes, 17 mayo 2022

COAG reclama a la UE «rigor» en la lucha contra el fraude en frontera

28 marzo 2012
Almeria
Andrés Góngora en manifestación en Madrid

Andrés Góngora, responsable de frutas y hortalizas de COAG.

Comparte esta noticia en tus redes

Góngora ha planteado la modificación del sistema de precios de entrada para las importaciones

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha participado en el día de hoy en París en la reunión del Grupo de Contacto de Tomate del Comité Mixto Hispano-Italo-Francés. El responsable del sector de Frutas y Hortalizas de COAG, Andrés Góngora, ha expuesto en el encuentro la necesidad de modificar el sistema de precios de entrada para las importaciones y ha planteado que se han de introducir cambios en la normativa comunitaria para que las frutas y hortalizas procedentes de terceros países cumplan los mismos condicionantes productivos, medioambientales y sociales.

Góngora ha señalado que espera que las recientes palabras del Comisario Ciolos sobre su intención de mejorar el régimen de precios de entrada no queden en meras declaraciones y que la Comisión realice una modificación rápida y eficaz del sistema de tal modo que no sigan siendo una vía de fraude para las importaciones, especialmente de tomate, que llegan a la Unión Europea. Por otro lado, también ha insistido en que se han de mejorar los mecanismos de gestión de crisis de manera urgente y crear un sistema de gestión de crisis grave que permita la intervención real en el mercado en situaciones de caída generalizada de precios en origen. Finalmente, en la reunión se ha abordado además la difícil situación del mercado de tomate que se ha atravesado en esta campaña 2011.

Junto con los grupos específicos para fresa, ajo, fruta de hueso y manzana, el Grupo de Contacto de Tomate es uno de los establecidos dentro del Comité Mixto Hispano-Italo-Francés de Frutas y Hortalizas. Italia se sumó en 2010 a este Comité, constituido por España y Francia en 1997 y que busca alcanzar puntos de encuentro en aquellos aspectos que preocupan a los hortofruticultores de las distintas delegaciones, así como evitar situaciones de crisis de mercados mediante la puesta en común de información.