viernes, 30 septiembre 2022

ASAJA sitúa en un 16 por ciento la pérdida de valor de los productos hortícolas durante 2011

8 febrero 2012
Almería
img-defecto

Francisco Vargas junto a José Bové

Comparte esta noticia en tus redes

ASAJA ha querido destacar que los incumplimientos del actual acuerdo dejan sin garantías a los agricultores españoles

El responsable nacional de Hortalizas de ASAJA, Francisco Vargas ha participado en la rueda de prensa que el eurodiputado francés José Bové ha convocado en la Oficina del Parlamento Europeo en España en la que ha desgranado el informe que ha elaborado y en el que recoge gran parte de las tesis del sector agrario español para oponerse a la ratificación del nuevo Acuerdo UE-Marruecos.

ASAJA valora de forma muy positiva este intercambio de impresiones que ha tenido lugar esta mañana y la defensa que Bové ha realizado de los motivos por los que el Parlamento Europeo debe decir NO a este Acuerdo. Sobre esta cuestión, ASAJA ha querido destacar que los incumplimientos del actual acuerdo tanto en contingentes como en precios de entrada constatado incluso por la OLAF dejan sin garantías a los agricultores españoles que se dedican a las frutas y hortalizas y que no pueden hacer frente a la entrada masiva de producto marroquí. Esta situación está motivando una constante pérdida de valor de nuestras producciones, que ha sido de un 16% en 2011.

La organización ha informado a Bové de la iniciativa puesta en marcha para captar apoyos de las entidades locales a través de mociones que serán enviadas a los europarlamentarios antes de la votación del Acuerdo, a lo que Bové ha animado a hacerlas llegar a todos y cada uno de los representantes europeos en el Parlamento, para contribuir a concienciar de la necesidad de no ratificar el nuevo Acuerdo.

Otra de las quejas planteadas por ASAJA son las diferencias en criterios fitosanitarios, medioambientales y sociales (la mano de obra se paga a sólo 0,60 euros/hora) de los productos de Marruecos respecto a las producciones europeas, que quedan en este Acuerdo en una situación de desventaja inasumible por los productores. “Se trata de un Acuerdo que dista mucho de beneficiar a la población local y que sólo motiva a los grandes oligopolios empresariales de capital europeo y con presencia en el país alauí”, apunta Vargas.