jueves, 18 agosto 2022

La UDEF investiga al secretario del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, una concejal y varios técnicos

23 diciembre 2021
Roquetas de Mar
cuadro IU

Comparte esta noticia en tus redes

Izquierda Unida de Almería reclama que Gabriel Amat asuma las responsabilidades que como alcalde de Roquetas de Mar le corresponden y actúe en consecuencia con los técnicos de su ayuntamiento investigados en el caso de las adjudicaciones fraudulentas a Hispano Almería.

Tras los informes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), la jueza del juzgado nº 3, Ana Belén Vico, ha imputado y llamado a declarar, a la concejal de Hacienda y Contratación, María Teresa Fernández Borja, al anterior interventor, Luis Ortega Olivencia y al actual secretario, Guillermo Lago Núñez, entre otros técnicos más.

Las diligencias abiertas intentan clarificar si la constructora Hispano Almería mantuvo, durante más de diez años, un sistema de pagos al partido popular, así como sobornos a concejales y técnicos municipales, a cambio de la adjudicación de obras en el municipio roquetero.

Las irregularidades detectadas, consistieron en la adjudicación de sesenta y dos (62) obras otorgadas a la constructora Hispano Almería, por un valor de más de setenta y siete millones de euros (77.000.000 €). Además, se calcula en siete millones doscientos mil euros (7.200.000 €) los sobornos entregados a políticos y técnicos relacionados con los expedientes de obras.

La Coordinadora Provincial de Izquierda Unida, María Jesús Amate, considera del todo inaceptable que Gabriel Amat mantenga un silencio sepulcral respecto a éste caso. No se entiende que no haya adoptado medidas cautelares con los técnicos de su ayuntamiento que están siendo investigados, especialmente con la figura del actual secretario Guillermo Lago Núñez, que ha sido una pieza clave en la trama investigada, junto al ex-interventor Luis Ortega Olivencia, ya que sus informes permitieron que las adjudicaciones se realizaran incumpliendo lo establecido en Ley de Contratos en el Sector Público.

En 2011, dos años antes que estallara judicialmente el caso, desde Izquierda Unida de Roquetas de Mar elaboramos un informe del caso de Hispano-Almería y el PP de Amat. Las irregularidades estaban en boca de todos, pero muy pocos alzaron la voz. Hicimos público un gráfico con los datos de las adjudicaciones realizadas.

Gabriel Amat lleva más de dieciséis años capeando a la justicia y hasta la fecha, sin consecuencias. Se ha archivado causas, como las adjudicaciones a empresas suyas o de sus familiares, la investigación sobre la Fabriquilla, la venta de coches al ayuntamiento desde su propio concesionario, el caso de las palmeras adjudicadas a su yerno.

Tenemos la esperanza de que en esta ocasión la justicia actúe en consecuencia y se desenmascare de una vez a los principales protagonistas de la corrupción política en nuestra provincia.