miércoles, 26 enero 2022

Última hora

El Ejido, obligado a devolver las subvenciones para intervenir en zonas desfavorecidas del municipio

30 diciembre 2021
El Ejido

Pampanico

Pampanico

Comparte esta noticia en tus redes

Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en telegram
El Ayuntamiento de El Ejido tiene que devolver 30.000 euros de una subvención solicitada en 2018 para un programa de intervención en zonas desfavorecidas del municipio. En concreto, las zonas de intervención eran, El Ejido Centro, Las Norias, San Agustín y las 100 viviendas de Pampanico.

La Coordinadora Local de Izquierda Unida de El Ejido considera inaceptable la devolución por el Ayuntamiento de El Ejido de la cantidad de 30.000 euros de una subvención destinada a zonas desfavorecidas.

El Ayuntamiento de El Ejido tiene que devolver 30.000 euros de una subvención solicitada en 2018 para un programa de intervención en zonas desfavorecidas del municipio. En concreto, las zonas de intervención eran, El Ejido Centro, Las Norias, San Agustín y las 100 viviendas de Pampanico.

En su día, desde el Equipo de Gobierno se nos prometió que el objetivo del proyecto era la mejora de la inserción socio-laboral de las personas residentes en esos barrios, así como el acceso a los distintos Sistemas de Protección Social.

Desde a Coordinadora Local de Izquierda Unida de El Ejido, consideramos inaceptable que se pierda una suma considerable de fondos que hubieran servido para mejorar las condiciones de vida de la población más vulnerable del municipio. Actuaciones que hubieran podido ir encaminadas a afrontar la mejora en las viviendas, el deterioro urbanístico o los déficits en infraestructuras, equipamientos y servicios públicos. Todo por la nefasta gestión del Equipo de Gobierno municipal y en particular de la Concejalía de Servicios Sociales, que hasta enero era competencia de Almudena Martínez de Vox.

Si a esta devolución, le unimos la de 50.000 euros que el Ayuntamiento tuvo que realizar en mayo, de una subvención para atender las necesidades básicas en asentamientos chabolistas como consecuencia de la crisis sanitaria derivada de la covid-19, se comprueba que al alcalde Francisco Góngora, desde su residencial en Almerimar, le importa muy poco el bienestar de las gentes de éste pueblo, y en particular de las personas más desfavorecidas.