lunes, 17 enero 2022

Última hora

“No hay propaganda, campaña de autobombo o tuit que tape el colapso”

13 enero 2022
Andalucía
img-defecto

Comparte esta noticia en tus redes

Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en telegram
Ángeles Férriz exige a Moreno Bonilla que pida perdón a los sanitarios por las “mentiras” sobre la contratación de 8.000 profesionales

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista llama la atención sobre la “hoja de ruta premeditada e intencionada” de Moreno Bonilla para deteriorar la sanidad pública a favor de la privada

Férriz se pregunta “qué teme” Moreno Bonilla para no sentarse con Juan Espadas a abordar el acuerdo “serio y responsable” planteado por el PSOE para la mejora de la sanidad

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ángeles Férriz, ha criticado las “mentiras” de Moreno Bonilla sobre la contratación de 8.000 sanitarios de refuerzo covid para “no asumir sus errores” ante una sanidad que se deteriora “a pasos agigantados” y ha exigido que pida perdón a los profesionales que trabajan “desbordados” diariamente.

“Se le acaban las excusas ante el colapso de la sanidad. No hay propaganda, campaña de autobombo, tuits o intentos de culpar a gobiernos anteriores o al Estado que tapen lo que está pasando. No es cuestión de que Moreno Bonilla diga lo que está pasando, sino lo que la gente lo está viviendo. Hay que estar muy ciego para no verlo”, ha afirmado. Férriz ha reconocido quedarse “atónica” tras las declaraciones de Moreno Bonilla sobre la contratación de los 8.000 sanitarios de refuerzo, unas declaraciones tumbadas minutos después por los sindicatos y los sanitarios que explicaban su situación en redes “con nombres y apellidos”, “desmintiendo” al presidente del PP.

Tras preguntar a Moreno Bonilla qué va a pasar con los 12.000 sanitarios que terminan sus contratos en marzo, Férriz ha llamado la atención sobre la hoja de ruta “premeditada e intencionada” del presidente del PP para deteriorar la sanidad pública y que “la gente acabe en la sanidad privada”.

“Moreno Bonilla mintió en el Parlamento cuando dijo que no despediría a esos 8.000 sanitarios, cuando dijo que sólo hacían test y los sindicatos le pusieron la cara colorada o cuando dijo que todas las comunidades estábamos igual, pero las otras contrataban mientras aquí se despedían sanitarios”, ha recordado. “Entonces, ¿en qué quedamos? ¿No volvía por culpa del Gobierno central, responsable de todos los males, o porque no se necesitaban, como decía Marín”, ha ironizado.

Férriz ha pedido a Moreno Bonilla, “un presidente incapaz”, que asume de una vez “alguna responsabilidad” en vez de centrarse en “echarle la culpa a los demás”. Además, después de las peticiones de explicaciones realizadas por el PSOE, Férriz ha criticado que Aguirre no comparezca hasta finales de febrero pese a la “urgencia” de la situación sanitaria.

Por todo ello, ha puesto en valor la “seriedad, compromiso y propuestas” de Espadas, insistiendo en que, “si Moreno Bonilla presume de querer acuerdos, aquí tiene uno encima de la mesa”. Sin embargo, se pregunta qué teme Moreno Bonilla para no sentarse con Espadas. “¿Cuál es su problema?”, cuestiona.

“El PSOE va a seguir denunciando la situación de la sanidad al ser un partido serio y responsable”, ha insistido, destacando la propuesta socialista para realizar un plan de choque para el rescate de la atención primaria, con 400 millones, y el impulso de cinco ejes para adecuar la financiación del sistema sanitario público a las necesidades reales; convocar urgentemente la mesa sindical para estabilizar plantillas; realizar un plan de modernización de la atención primaria, con especial consideración a pediatría y urgencias; impulsar la coordinación de los dispositivos sanitarios y sociosanitarios en materia de salud mental, con la revisión del Plan Integral de Andalucía en la materia, y reforzar la salud pública a través del impulso de una robusta red de alertas y una coordinación más eficaz y rápida entre Ministerio y comunidades autónomas.

Férriz recuerda que “dinero hay para su ejecución”, tanto por los fondos llegados del Gobierno central como por los 2.600 millones de superávit de la Junta, pese a que para Moreno Bonilla “le da igual la primera que la sexta ola, sigue de brazos cruzados”.