martes, 9 agosto 2022

¿Qué es la flurona?

11 enero 2022
Nacional
Melio - Flurona

Comparte esta noticia en tus redes

La plataforma online de análisis de sangre Melio.es desglosa las siete preguntas más comunes sobre la flurona, el nuevo término de salud que comienza a sonar en la cabeza de todos.

Al igual que otros países del mundo, España está experimentando un drástico incremento de los casos de COVID-19 impulsado principalmente por la variante ómicron. 

En medio de esta situación, también está aumentando la incidencia de gripe, una epidemia estacional, que como ya sabemos aparece en esta época del año. Por lo que se han comenzado a reportar casos de infecciones producidas por ambos virus de forma simultánea.   De hecho, el ministerio de sanidad israelí notificó hace pocos días el primer contagio simultáneo por virus de la gripe (influenza) y por el coronavirus (SARS-CoV2) en ese país, dando lugar a una coinfección que los científicos han denominado “flurona”. 

Los médicos de Melio.es, plataforma online de análisis de sangre personalizados, esclarecen en siete puntos las dudas más comunes sobre este nuevo término.

¿Qué es la flurona?

Este término ha sido creado por los científicos para referirse a la enfermedad causada por la infección simultánea del virus de la gripe (influenza) y del coronavirus (SARS-CoV2). Esta enfermedad afecta a las vías respiratorias superiores y solo se produce cuando ambos virus están presentes al mismo tiempo en el cuerpo humano. 

¿Es el primer caso de flurona en el mundo?

La doble infección por estos virus ya se detectó en varios países al inicio de la pandemia, incluyendo España. Por ejemplo, el Hospital Clínico San Carlos de Madrid ya informó de un caso de coinfección por estos virus en abril de 2021.

Sin embargo, debido a las importantes medidas adoptadas para evitar la transmisión de la COVID-19, como la mascarilla o la distancia social, el virus de la gripe casi no circuló entre la población el año pasado. Ahora, con la relajación de estas medidas, es normal que puedan aparecer estos casos. 

¿La flurona es una variante de SARS-Cov2?

No, a diferencia de las variantes como Alpha, Delta u Ómicron, flurona no es una variante del coronavirus causante de la COVID-19. Tampoco es una nueva enfermedad, simplemente es una combinación de estas 2 infecciones.

¿Cuáles son los síntomas de la flurona?

Tanto la gripe como la COVID-19 presentan síntomas similares como: dolor de garganta, tos, secreción nasal, fiebre, dolor de cabeza y fatiga. No obstante, la gravedad de la enfermedad puede variar de una persona a otra. Otros síntomas comunes asociados a la COVID-19 son la pérdida de gusto y olfato, también la falta de aire, la pérdida de apetito y dolor en el pecho. 

¿Puede una persona infectada transmitir la enfermedad?

Si, ambas enfermedades se transmiten a través de las partículas en aerosol que son liberadas por las personas infectadas al toser, hablar, reír o estornudar. Si una persona sana inhala estos aerosoles, podría contagiarse. 

¿Quiénes corren el riesgo de contraer esta enfermedad?

Tienen un mayor riesgo de padecer esta enfermedad, ancianos, personas con comorbilidades o inmunodeprimidas, personal sanitario y mujeres embarazadas. 

¿Cómo podemos protegernos de la flurona?

La mejor forma de protegernos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos es seguir las medidas proporcionadas por las autoridades para evitar el contagio por coronavirus: mascarilla, ventilación, distancia social y vacunación.

Seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias es fundamental para protegerte a ti y a tus seres queridos, vigilar y cuidar tu salud. Por ejemplo, diversos estudios demuestran que tener niveles correctos de vitamina D es fundamental para que el sistema inmune funcione correctamente y relacionan su déficit con una mayor severidad de las infecciones respiratorias como la COVID-19 o la gripe. Por eso conocer tus niveles de esta vitamina puede resultar de mucho interés, ya que así podrás tomar las medidas necesarias en caso de que los niveles sean bajos, como aumentar tu exposición a la luz solar, consumir alimentos ricos en vitamina D o tomar suplementos vitamínicos.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*