martes, 4 octubre 2022

Denuncian el “gran deterioro e inseguridad” de la carretera de Alcudia de Monteagud a Albanchez

1 septiembre 2022
Líjar
LÍJAR 220901 Desprendimiento en la carretera AL 5100

Comparte esta noticia en tus redes

“El principal motivo para mantener la carreta AL 5100 es, sin dudarlo, la seguridad, pero también lo es la garantía para poder vivir en el medio rural, una forma de cohesión social y la base del comercio y la riqueza de la zona”, asegura el concejal de IU Líjar, Francisco Molina.

Izquierda Unida Líjar, de la mano de su concejal portavoz del Grupo Municipal Francisco Molina Amorós, ha denunciado el “gran deterioro e inseguridad” de la carretera AL 5100 desde Alcudia de Monteagud hasta Albánchez por el “abandono” al que, a su juicio, la tiene sometida el actual gobierno de la Diputación de Almería (PP), administración “a la que se le ha reclamado su reparación y mantenimiento en numerosas ocasiones, haciendo oídos sordos”.

El concejal de la organización de izquierdas ha considerado “muy preocupante” el estado de la misma, ya que “la falta de limpieza de cuentas, con rocas desprendidas sin retirar desde marzo, marcas viales en muchos casos inexistente, la falta de vallas de protección en el kilómetro 17, a la altura del desnivel sobre el río, señales verticales quemadas del sol y otras con visibilidad reducida por la vegetación, hacen que transitar a diario ese camino, como tienen que hacer muchos de nuestros vecinos, sea una actividad de riesgo”.

En esta línea, Francisco Molina, desde IU Líjar, ha señalado que “se le han detallado todos los desperfectos y se le ha solicitado su reparación a Diputación, e igualmente se ha presionado para que el Ayuntamiento actuara en el mismo sentido, pero solo hay que coger el coche y venir a Líjar por el mencionado camino para confirmar que, para la Diputación del PP, hay municipios de primera y de segunda”.

“El principal motivo para mantener en buen estado la carretera AL 5100 es, sin dudarlo, la seguridad”, afirma el edil de IU, “pero también es la garantía de que la población pueda seguir viviendo en el medio rural, es una forma de cohesión social y la base del comercio y riqueza de la zona”, por lo que Francisco Molina ha pedido “que se tomen en serio las reclamaciones y actúen sobre el trazado”.

“Deseamos profundamente no tener que lamentar daños personales, ni que las administraciones públicas tengan que enfrentarse contra una demanda de responsabilidad patrimonial que salga del bolsillo de los contribuyentes por algo que no deja de ser competencia y responsabilidad del equipo de gobierno de la Diputación de Almería y que está siendo denunciado por activa y por pasiva”, lamenta Molina Amorós.