lunes, 23 mayo 2022

Veintidós familias de Almería, Ragol y Santa Cruz reciben ayudas para rehabilitar sus viviendas

28 enero 2014
Provincia
Rehabilitación viviendas

Familias beneficiarias de Santa Cruz de Marchena

Comparte esta noticia en tus redes

La inversión destinada por la Junta de Andalucía asciende a 185.682 euros, para que de forma inmediata los propietarios de los inmuebles inicien las obras de reforma.

Un total de 22 familias de Almería, Ragol y Santa Cruz ya tienen en su poder los proyectos de rehabilitación realizados por la Junta de Andalucía que permitirán a estos propietarios de viviendas iniciar de forma inmediata las obras de adecuación de sus inmuebles, a las que se ha destinado una inversión de 185.682 euros.

En la capital, las familias destinatarias de los proyectos de obras recibirán una cuantía de 83.635 euros para acometer reformas integrales en diez viviendas, en Ragol, la ayuda pública consignada de 57.944 euros se destinará a la reforma de seis inmuebles y en Santa Cruz, un total de 44.102 euros permitirán rehabilitar también seis viviendas.

Las familias que se acogen a esta medida cuentan con unos ingresos inferiores a 2,5 veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), lo que equivale a 1.331 euros al mes. Se trata de unos niveles de renta no muy elevados, por ello, la Consejería que dirige Elena Cortés asume los honorarios para la redacción de los proyectos y de la dirección de obras, un concepto incluido en las ayudas concedidas.

En el acto de entrega, la delegada territorial de Fomento y Vivienda en Almería, Encarna Caparrós, ha destacado que en los programas de reforma residencial definidos en el futuro Plan de Vivienda y Rehabilitación que ultima la Junta «se pondrá el acento en las familias con menos recursos».

Estas actuaciones se desarrollarán mediante el programa de Rehabilitación Autonómica, contemplado en los planes de vivienda de la Junta. Las obras consisten en reparaciones de las estructuras para garantizar la seguridad constructiva de las casas y la modernización de las instalaciones de abastecimiento de agua, saneamiento y electricidad. También se contempla la redistribución interior de los espacios para lograr mayor funcionalidad y aumentar las dimensiones de las estancias, así como mejoras para conseguir más luz natural y ventilación.