lunes, 15 abril 2024

La futura Plaza Vieja de la capital conservará su configuración actual, con Pingurucho y arbolado

22 febrero 2024
Almería
PLAZA VIEJA03

Comparte esta noticia en tus redes

Con una inversión de 2,5 millones de euros, el proyecto pretende hacer de este espacio un salón urbano en el que se descubre, como mosaico, el conocido Sol de Portocarrero.

La alcaldesa de Almería, María del Mar Vázquez, ha presentado este jueves el proyecto de adecuación de la urbanización de la Plaza de la Constitución, proyecto que viene a mejorar y acondicionar la conocida Plaza Vieja y sus accesos, “preservando la configuración clásica, con el monumento central y todo el arbolado existente, mejorando la superficie de la plaza y aumentando la importancia en este ámbito del factor vegetación”. 

Un proyecto, como ha explicado la regidora, aprobado en Comisión Ejecutiva, que espera ahora su licitación, con un presupuesto base de 2.553.791,02 euros y un plazo de ejecución de ocho meses, diseñado por la mercantil Ordaz Estudio de Arquitectura, y cuyas obras se iniciarán tras el verano. 

La idea sobre la que pivota esta actuación es la de “mejorar y acondicionar la Plaza Vieja y sus accesos, que se han visto afectados durante mucho tiempo por los complejos trabajos de rehabilitación que se han llevado a cabo en la Casa Consistorial, preservando la configuración clásica, con monumento central y todo el arbolado existente, mejorando la superficie de la plaza y aumentando la importancia del factor vegetación”, resumía la regidora.

Diseño y funcionalidad

El proyecto de la Plaza Vieja tiene como objetivo reurbanizar esta plaza y los accesos a la misma, con una superficie total de actuación de 4.954 m². Actuación que, desde las necesidades de excelencia, el diseño y la funcionalidad que requiere un espacio que es “epicentro de los acontecimientos sociales, culturales, históricos, lugar de partida y de paso hacia el Conjunto Monumental de  La Alcazaba, a San Cristóbal, La Hoya, el Mesón Gitano y donde los almerienses comparten sus experiencias vitales”, destacaba Vázquez, significando en ese nuevo diseño aspectos relevantes como el pavimento que presidirá la plaza, su vegetación o su renovada iluminación.

“Espero que este proyecto responda, en su diseño, a las expectativas que tienen los almerienses”, concluía la alcaldesa, incidiendo en el objetivo municipal de convertir la Plaza Vieja en un punto de encuentro, de ocio y de escenario cultural, con la inminente, esperada y necesaria recuperación de la gestión municipal diaria, todo ello coomo parte del compromiso de dotar al entorno de actividad y dinamismo.

Un salón urbano

Más en detalle, Susana Ordaz reconocía lo ilusionante de un proyecto que concibe la Plaza Vieja “como un salón urbano, ensalzado por el valor artístico de las edificaciones que rodean este espacio y que suponen un elemento diferenciador frente a otras plazas. Un conjunto de gran valor histórico, elegante y equilibrado que, ahora con esta intervención, severá potenciado”, ha destacado.

Manteniendo como premisas de partida las preexistencias de la Plaza, arbolado y Monumento a los Coloraos, la propuesta de actuación se diseña con la utilización de “materiales silenciosos pero muy nobles, como la piedra, para el pavimento y mobiliario urbano, y la madera, que acompaña el diseño de las galerías de los soportales que rodean la plaza”, ha explicado Ordaz. 

Ahondando en los aspectos técnicos, la arquitecta ha insistido en el “simbolismo y significado” que el diseño de la Plaza tendrá en su ejecución, “un espacio sobre el que se genera un mosaico, pixelado con piezas de distintos colores, adaptado a todos los elementos existentes, dibujando el Sol de Portocarrero, emblema de la ciudad. Ha destacado también en este aspecto la incorporación, a requerimiento municipal, “de un trazado de instalaciones que permita seguir utlizando este espacio para el desarrollo de actividades que hoy en día se acogen, como ferias, conciertos…potenciando así su utilidad”, ha explicado.

Complementariamente a esa nueva fachada que genera el proyecto, la vegetación constituye otro de los elementos principales del mismo, generándose unos grandes parterres que contendrán una vistosa vegetación que aportará volumen y color al conjunto. Con esta propuesta, ha añadido Ordaz, se dará también un tratamiento uniforme a la galería, ya que se revestirá de madera el techo de la parte de galería ahora mismo sin revestir y que coincide con el ala que ocupa el Ayuntamiento.