martes, 31 enero 2023

La falta de liquidez del Aquarium de Roquetas pone en peligro a un millar de ejemplares marinos

28 enero 2013
Roquetas de Mar
Aquarium

Interior del Aquarium de Roquetas

Comparte esta noticia en tus redes

Ante la amenaza de corte del suministro eléctrico por falta de pago, el director del acuario se reúne con Endesa en busca de una solución que garantice la supervivencia de los animales

Con un plan de cierre ya elaborado y la amenaza de un posible corte en el suministro eléctrico, este lunes el director del Aquarium de Roquetas de Mar, Enrique Fernández, quemará uno de sus últimos cartuchos. Será en un encuentro que él mismo ha propiciado con representantes de Endesa, después de que a la compañía de electricidad le fuera devuelta la última factura de luz por la falta de liquidez de la empresa que gestiona el recinto acuático roquetero, cuyo interior acoge a más de un millar de ejemplares marinos.

El acuario de Roquetas, considerado el más grande de Andalucía, atraviesa una complicada situación económica que pone en peligro el futuro del negocio, y con ello el trabajo de la plantilla de trabajadores y la supervivencia de más de un millar de animales.

Antes de que la compañía eléctrica reclame el pago de la factura, el Aquarium comunicará a Endesa la difícil situación, que para el director, «es más grave que cerrar una sola empresa, si cortan la luz, se van a morir más de mil animales», apuntaba.

Aquarium
Visitas escolares a las instalaciones del Aquarium

Para mantener abierto el centro hasta el mes de agosto, según las estimaciones del director del Aquarium, es necesaria una inversión de entre 70.000 y 100.000 euros. «Me resisto a creer que sea una cantidad inadmisible para las administraciones», señala Fernández, quien añade que viene solicitando ayuda a la Junta de Andalucía desde el año 2008.

El director del Aquarium ha elaborado un plan de cierre que pondrá en marcha la próxima semana y que pasa por hablar con otros acuarios que pudieran hacerse cargo de los animales, un cometido complicado y costoso entre otras cosas por el tamaño de muchos de los ejemplares que acogen dichas instalaciones. Es el caso, por ejemplo, de los tiburones de casi tres metros de longitud que habitan en el acuario almeriense.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*