miércoles, 17 agosto 2022

HLA Mediterráneo, primer centro privado almeriense en implantar un desfibrilador extravascular

27 julio 2022
Almería
Boston

El novedoso dispositivo fabricado por la compañía  Boston Scientific se llama DAI-SC

Comparte esta noticia en tus redes

Especialmente indicado para pacientes pediátricos y jóvenes, elimina las complicaciones vasculares e intracardiacas con la misma efectividad y longevidad que los desfibriladores convencionales .

El Hospital HLA Mediterráneo es pionero en la sanidad privada de Almería en tratar las arritmias con una innovadora técnica que permite implantar un novedoso desfibrilador, cuyo sistema se inserta de forma subcutánea, eliminando la posibilidad de complicaciones derivadas de los accesos venosos e implantes de electrodos intracavitarios y con la misma durabilidad y eficacia que el desfibrilador convencional. Está especialmente indicado para pacientes pediátricos y jóvenes. 

Eficaz contra las arritmias

La desfibrilación aplica corriente eléctrica de alto voltaje para detener y revertir arritmias cardíacas rápidas. Las arritmias ventriculares con cardiopatía estructural o las enfermedades eléctricas en un corazón estructuralmente sano pueden causar que el corazón lata con una frecuencia muy rápida y/o desorganizada, reduciendo el flujo sanguíneo y provocando el deterioro de los signos vitales de la persona, pudiendo incluso causarle la muerte si no se administra un choque eléctrico. También está indicada en pacientes con antecedente de infarto de miocardio o miocardiopatía dilatada y deterioro severo de la función ventricular que, aunque no hayan sufrido ninguna parada cardíaca, presentan alto riesgo de arritmia cardíaca peligrosa.

DAI-SC

El novedoso dispositivo fabricado por la compañía  Boston Scientific se llama DAI-SC y “su principal diferencia con otros mecanismos desfibriladores es que el electrodo de sensaje y desfibrilación se colocan debajo de la piel en la región torácica. Es un sistema totalmente extravascular donde el generador, se emplaza en el espacio intramuscular, entre los músculos dorsal ancho y serratio, en la región lateral izquierda del tórax, mientras que el electrodo se coloca de modo subcutáneo en una posición paraesternal”, explica el doctor Francisco José Tornes Barzaga, cardiólogo especializado en el diagnóstico, tratamiento de arritmias y técnicas de estimulación cardiaca, con más de veinte años de experiencia.

El cardiólogo del HLA Mediterráneo destaca que “esta técnica permite que el corazón y el lecho vascular estén libres de cuerpos extraños en su interior, lo que evita complicaciones inmediatas derivadas del implante y, principalmente, complicaciones tardías como la formación de trombos en el interior de los vasos sanguíneos o las cavidades cardíacas, y la endocarditis infecciosa. Esto es muy importante en pacientes pediátricos y jóvenes que necesitaran múltiples recambios del dispositivo y/o electrodos a lo largo de su vida. Además, es la principal (o única) alternativa para pacientes con cardiopatías congénitas complejas, donde el drenaje de los vasos sanguíneos al corazón está alterado por la propia cardiopatía, o por cirugías correctoras”.

El electrodo de sensaje y desfibrilación se coloca debajo de la piel en la región torácica

El Dr. Tornes Barzaga realiza este procedimiento en la sala de electrofisiología del HLA Mediterráneo. “Al igual que los DAI (desfibriladores endocavitarios), se necesita radioscopia para la colocación del electrodo y el generador, aunque con menos intensidad y tiempo de radiación para el paciente. La duración media de la intervención ronda de una a dos horas. Podemos utilizar anestesia regional o sedación, aunque, en el momento del proceso en el que inducimos una fibrilación ventricular para comprobar el correcto funcionamiento del desfibrilador, aplicamos siempre anestesia general o sedación profunda para que el paciente permanezca dormido. La hospitalización mínima es de 24hs. tras la cirugía”.

El área de Cardiología del HLA Mediterráneo cuenta con los medios humanos y técnicos óptimos para desarrollar todos los aspectos de la estimulación cardíaca permanente, desde la evaluación diagnóstica del paciente, la indicación de la estimulación y el modo de la misma, la implantación del marcapasos y desfibriladores (DAI y subcutáneos) y el seguimiento de los pacientes, tanto en los cuidados inmediatos del post-implante y sus complicaciones, como a largo plazo (control periódico, programación, recambio etc.), de acuerdo con las recomendaciones internacionales actuales.

Sobre Grupo Hospitalario HLA

El Grupo Hospitalario HLA es uno de los mayores proveedores hospitalarios de España. Lo componen 17 hospitales y 36 centros médicos multiespecialidad con unidades de referencia en tratamientos de última generación, que trabajan de forma integrada para proporcionar acceso a una asistencia sanitaria de alto nivel.

Con 1.300 plazas de hospitalización y 40 años de experiencia, HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulatoria. Sus profesionales garantizan un modelo de atención que se basa en la excelencia, la innovación, la responsabilidad y un trato humano y cercano con el paciente.

En 2020 el Grupo Hospitalario HLA ha sido la primera compañía sanitaria en certificar sus protocolos frente a la COVID-19 en toda su red asistencial. Este certificado es un paso más en la estrategia de HLA por la excelencia y la calidad asistencial.