miércoles, 22 mayo 2024

Crédito Hipotecario: ¿Para qué sirve?

2 noviembre 2018
Nacional
hipoteca

Comparte esta noticia en tus redes

Muchas personas en el mundo todavía no conocen lo que es un crédito hipotecario y para qué sirve. Lo único que llegan a conocer es a cómo endeudarse de tal forma, que después no tienen dinero para pagar los intereses o devolver el préstamo.

Muchas personas en el mundo todavía no conocen lo que es un crédito hipotecario y para qué sirve. Lo único que llegan a conocer es a cómo endeudarse de tal forma, que después no tienen dinero para pagar los intereses o devolver el préstamo.

Por ello, hemos preparado un artículo especialmente sobre este tema para despejar algunas dudas básicas sobre el mismo. De esta forma evitarás caer en estafas y préstamos impagables.

¿En qué consiste el crédito hipotecario?
Se sabe de antemano, que la economía global se maneja en una proporción monetaria de 90-10. Es decir, que del 100% del dinero circulando en una economía, el 90% es crédito y el 10% es realmente el dinero que se maneja.

Esto es debido a que si supera esa escala las naciones podrían verse sumergidas en problemas inflacionarios, deflacionarios o de otros indicadores macroeconómicos que afectarían el desempeño de crecimiento económico anual.

Ahora, llevándolo al campo microeconómico y de finanzas personales, el crédito hipotecario es un préstamo que realiza cualquier entidad financiera a mediano o largo plazo para financiar la compra, ampliación, reparación o incluso construcción de una vivienda.

Una vez que se termina la reparación, o se hace la compra del inmueble, ésta queda en forma de garantía para el banco, o cualquier otra entidad que otorgue este tipo de oportunidades, hasta que la persona que solicitó el préstamo pague todo el dinero correspondiente.

Tasas de interés
A los créditos se les aplica una tasa de interés anual que está estipulada por los prestamistas. Regularmente se les llama TEA, o Tasa Efectiva Anual, la cual varía dependiendo del país y la competitividad de los bancos en una zona en específico.

En España, las tasas anuales pueden oscilar entre el 0,99 al 2% anual, considerándose como una de las más baratas del mundo.

Garantía
Los bancos, como dueños de la garantía de la vivienda pueden ejecutarla en caso de impago por parte de los prestatarios. Lo que genera la pérdida del inmueble a manos de los entes financieros. En muchas ocasiones esto sucede debido a los impagables intereses anuales, que para la mayoría de las personas puede provocar unos años de vida muy lúgubres debido al pago continuo de esta deuda.

Sin embargo, también puede presentarse el caso de la irresponsabilidad por parte de los individuos que solicitaron el crédito. Y es normal debido a que en muchas ocasiones no se conoce la naturaleza de estos contratos de crédito hipotecario, o incluso porque no se llega a leer todo el papeleo que el préstamo incluye, lo que genera desconocimiento por parte del solicitante.

A las personas no les gusta permanecer en deuda, y aun así los préstamos de hipoteca son estipulados para pagar en un máximo de 30 años. Estamos hablando de pasar prácticamente una vida pagando una vivienda, cosa que nadie desea hacer.

Es por esto que se deja de pagar, y cuando no se conocen los términos de los contratos, ocurre el desalojo. A esto se le llama, ejecución de la garantía.

En muchos países esta ejecución tarda meses en realizarse, en otros hasta 2 años, situación que repercute en los intereses anuales. Mientras más tiempo se tarde en llevar a cabo el desalojo del inmueble, mayor será la tasa de interés.

Por ello, se debe tener mucho cuidado al momento de utilizar estos tipos de créditos, son un arma de doble filo para los individuos que no tienen pensado mantener un orden y buen récord crediticio. Pero, sobre todo, representa un daño potencial si no se pretende cumplir con una deuda a tan largo plazo.
[scrolling_box title=»Otras noticias» count=»30″ rows=»10″]

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*