jueves, 18 agosto 2022

CCOO, único sindicato que firma el nuevo convenio de limpieza de edificios en Almería

28 junio 2022
Almería
SERCLA Almería

Comparte esta noticia en tus redes

Un acuerdo, rechazado por UGT y CSIF, que fija las retribuciones entre 2022 y 2024 y recoge determinados pluses y mejoras en cuanto a permisos de las personas trabajadoras.

El Sistema Extrajudicial del Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (SERCLA) ha contribuido a avanzar en la negociación de un texto de convenio para el sector de limpieza de edificios y locales.

Tras tres sesiones de mediación, se ha alcanzado un acuerdo que entre otras cuestiones, fija las retribuciones entre 2022 y 2024 y recoge determinados pluses y mejoras en cuanto a permisos de las personas trabajadoras.

Este 28 de junio, se ha cerrado en la sede almeriense del SERCLA, con avenencia entre las partes, el expediente para la firma del Convenio Colectivo Provincial de Trabajo de Empresas de Edificios y Locales. Previamente se han producido tres sesiones de mediación que han culminado con el acuerdo adoptado por la representación empresarial y la representación social del Sindicato CCOO, con mayoría en el sector. No han firmado por no estar conformes con el acuerdo alcanzado los representantes de los sindicatos UGT y CSIF.

El citado acuerdo fija las retribuciones para los años 2022, 2023 y2024, alcanzándose en 2022 un bruto anual para la categoría de limpiador/a de 15.000 €; en 2023, 15.450,10€ y en 2024, 15.759,11€. Asimismo, se recoge un plus no consolidable de 150€ como compensación por los servicios prestados entre los meses de septiembre a diciembre de 2021.

Por otra parte, se ha aumentado en un día el permiso por asuntos propios, que queda fijado en dos días al año.

El Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), que gestiona el SERCLA, inició en marzo de 2020 un sistema de mediación online que se ha extendido a todas las provincias, y que incluso está propiciando la firma de convenios colectivos negociados por completo por videoconferencia, como el de Covirán o  el del manipulado hortofrutícola de la provincia de Almería.  

Este sistema, que se aplicó de forma pionera en Andalucía, se implantó de forma general desde el mes de octubre de 2020 en todos los conflictos, ya que el CARL acordó priorizar la actuaciones telemáticas y las mediaciones online mientras persista la crisis sanitaria, quedando limitada al carácter de excepcional las actuaciones y mediaciones que exijan presencialidad, y siempre que ello fuera posible conforme a las reglas de aforo máximo de cada sede y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.