jueves, 6 octubre 2022

La falta de personal de Aqualia Bajo Andarax «está afectando a la salud de sus trabajadores», según UGT

18 septiembre 2018
Bajo Andarax
Aqualia

Comparte esta noticia en tus redes

FeSP-UGT Almería asegura «la falta de personal y el elevado volumen de trabajo que desde hace más de ocho años soporta la plantilla de Aqualia Bajo Andarax, están teniendo importantes repercusiones en la salud de todos sus trabajadores, tanto de redes como de oficina».

FeSP-UGT Almería denuncia que «la falta de personal y el elevado volumen de trabajo que desde hace más de ocho años soporta la plantilla de Aqualia Bajo Andarax, están teniendo importantes repercusiones en la salud de todos sus trabajadores, tanto de redes como de oficina», asegura el sindicato en una nota de prensa. Según UGT, estos últimos además se ven obligados a realizar funciones de categoría superior, asumiendo mayor responsabilidad y sin que se les reconozcan las posibilidades de promoción ni compensación económica establecidas en el convenio colectivo.

En el caso de los trabajadores que realizan tareas en la red de alcantarillado y agua potable, «además de no ver reconocidas sus categorías ni especialidades profesionales, se ven obligados a atender estos diferentes servicios de forma simultánea, con los mismos medios, vehículos, ropa, herramientas, etc., con los problemas de higiene y salud que ello conlleva», añaden.

Además, al no existir las instalaciones necesarias ni estar establecido un sistema de guardias los trabajadores de redes enlazan de forma continuada turnos de trabajo y guardias «que tampoco son remuneradas conforme a lo establecido en el convenio colectivo y que, además, supone que los trabajadores sobrepasan las 100 horas anuales entre noches, domingos y festivos lo que impide una adecuada conciliación familiar. A todo esto, se añaden los problemas de seguridad que surgen por tener que realizar un único trabajador los trabajos en zanjas», asegura el colectivo de trabajadores.

UGT concluye asegurando que «las deficientes condiciones de trabajo se unen las coacciones que reciben del capataz, lo que tiene como consecuencia que se produzcan un gran número de bajas laborales, tanto físicas como psicológicas, lo que provoca una gran rotación en la escasa plantilla, dificultando aún más una adecuada prestación de un servicio básico como es el suministro de agua».

Desde FeSP-UGT piden una mayor implicación de la empresa y de las administraciones responsables de este servicio municipal para dotarlo de una plantilla suficiente, garantizando unas condiciones laborales dignas.

[scrolling_box title=»MÁS NOTICIAS» count=»30″ rows=»10″]