martes, 9 agosto 2022

La salud, un motor clave para la inversión y prosperidad económicas

29 julio 2022
Tendencias
Salud, doctor, medicina

Comparte esta noticia en tus redes

Las acciones de empresas relacionadas con la ciencia, la salud y la farmacia siguen siendo fuertes en el medio y largo plazo.

La situación económica internacional vive un momento de incertidumbre. Una situación que, como bien saben los expertos, se mantiene desde el origen de la Covid-19 y que los inversores analizan detalladamente con el objetivo de sacar el máximo partido a sus ahorros y a los de sus clientes. Por ello, apostar por sectores incluidos en lo que se denomina “Megatendencias” es una de las mejores decisiones que se pueden tomar para minimizar los riesgos.

Dentro del campo de las megatendencias, las áreas de la salud, la ciencia y la farmacia son apuestas que gozan de una gran fortaleza en el medio y largo plazo. Algo que se ha puesto de manifiesto durante la pandemia, las farmacéuticos multiplicaron el valor de sus acciones hasta cifras históricas, y que en estos momentos de alta inflación y de riesgos por la guerra de Ucrania se va a mantener.

Tal y como se puede ver en el portal especializado Insider24 con la evolución del valor de las acciones de las compañías incluidas en estos sectores, las empresas que cotizan en estos ámbitos suelen generar beneficios en el medio y largo plazo. Por ello, los ahorradores más pacientes y sin la premisa de conseguir beneficios rápidos deben mantener su inversión en estas compañías a la espera de que logren desarrollar el producto adecuado para solventar un problema de salud.

Una apuesta por este tipo de compañías, como las de biotecnología, que no solo genera beneficios para el inversor sino que también crea un beneficio social y común. No en vano, la evolución y el buen estado económico de un país se mide por su inversión en ciencia, salud e I+D+i. Y esto es precisamente a lo que hace referencia el término “Megatendencia”, esos sectores o actividades en las que va a ver un crecimiento estable y duradero durante décadas, lo que da más garantías de inversión a las empresas que operan en ellos.

En el área de la salud, el contexto mundial confirma que se trata de un nicho con enormes ventajes frente al resto de industrias económicas. Por un lado, la mayor esperanza de vida que existe en el mundo está dando lugar a una población más envejecida, lo que obliga a desarrollar nuevas soluciones y medicamentos que garanticen la mayor calidad de vida posible.

Envejecimiento de la población

Pero, además, no se trata solo de una mejor calidad de vida, sino de extender la vida misma de las personas. En este sentido, las empresas están apostando por el desarrollo de nuevas tecnologías y nuevas aplicaciones que pueden ser muy interesantes a la hora de encontrar réditos económicos. Algunos ejemplos son las empresas que están usando Gemelos Digitales para simular múltiples escenarios de envejecimiento y nuevas técnicas como la reactivación de células madre, inmunoterapia, optogenética y fármacos epigenéticos. Toda esta investigación tiene el objetivo de dar con nuevos tratamientos que ayudan a disminuir la velocidad y el deterioro del cuerpo humano.

Medicina de ultraprecisión

Con el objetivo de mejorar los tratamientos, la industria de la salud está apostando por lo que se denomina medicina de ultraprecisión, desarrollando medicamentos capaces de actuar de la forma más personalizada posible. Para conseguirlo, las nuevas tecnologías (otra megatendencia que es tangencial a todos los sectores productivos) es fundamental y la medicina utiliza desde hace años Inteligencia Artificial, Computación Cuántica o impresión 3D con el objetivo de minimizar el tiempo de sus investigación y adelantar la salida al mercado de los nuevos fármacos.

El uso de la robótica en la medicina

Con el desarrollo del 5G se abren nuevos campos en la industria de la medicina. En este sentido, destaca los avances realizados en la cirugía digital, permitiendo reducir el margen de error humano y democratizar el acceso a los mejores profesionales independientemente de la zona geográfica en la que se ubique un paciente. Ya son realidad las cirugías realizadas desde diferentes países por medio de la Robótica, haciendo que las intervenciones sean más precisas que cuando interviene un humano.

Según diferentes estudios, los próximos años serán cruciales para consolidar estas tecnologías robóticas. Se espera que para fines de la década, según Citi Research, el 30% de todos los procedimientos en los Estados Unidos ya se llevarán a cabo utilizando estas plataformas.

Todas estas tendencias ponen de manifiesto que la inversión en las áreas de salud, ciencia y medicina son una apuesta fuerte, con menos riesgos que otros activos y, además, sostenibles al tener un impacto positivo en la sociedad. La apuesta por las acciones de estas compañías les permite seguir invirtiendo dinero en investigación, lo que a la larga repercutirá en la sociedad.

Sin embargo, como se ha comentado más arriba, es necesario que el inversor tenga paciencia, ya que se trata de un sector en el que la visión cortoplacista no tiene cabida. Muchos de los proyectos de investigación se alargan durante una década.

Así que el interesado en conseguir sacar el máximo partido a sus ahorros deberá valorar la relación entre riesgos y rentabilidad a corto y medio plazo. En un contexto como el actual, en el que la elevada inflación ya está poniendo en alerta a los mercados financieros internacionales, la opción de apostar por la megatencia de la salud parece una buena opción: rentable y sostenible. eso sí, hay que tener paciencia.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*