domingo, 27 noviembre 2022

¿Cómo los Juegos Paralímpicos han ayudado a promover los deportes para personas con discapacidad?

18 octubre 2022
Tendencias
Clipboard01

Comparte esta noticia en tus redes

El deporte de competición para personas con discapacidad ha crecido rápidamente en las últimas décadas, y las oportunidades de participación son cada vez más amplias, desde el desarrollo hasta la élite.

El deporte de competición para personas con discapacidad ha crecido rápidamente en las últimas décadas, y las oportunidades de participación son cada vez más amplias, desde el desarrollo hasta la élite.

El máximo ejemplo de deporte adaptado son los Juegos Paralímpicos, un evento similar a los Juegos Olímpicos pero para personas con discapacidades físicas (amputación o deficiencias en las extremidades), nerviosas (parálisis cerebral, discapacidades relacionadas con la médula espinal), visuales e intelectuales, u otras (discapacidades no incluidas en las clasificaciones anteriores.

Y es que, las personas con discapacidades físicas que han participado en deportes adaptados tienen una mayor satisfacción vital en comparación con las personas con discapacidades físicas que no practican ningún deporte adaptado.

Por otro lado, las personas con discapacidad que intentan tener un estilo de vida activo aceptan mejor su discapacidad que las personas inactivas; el deporte se presenta como una herramienta que promueve la salud, la calidad de vida, la integración social, la confianza en uno mismo, la satisfacción, la calidad de vida y la autoestima El deporte disminuye las tendencias suicidas de las personas con discapacidad y promueve una actitud más independiente y motivada.

¿Por qué son importantes los juegos paralímpicos?

Los Juegos Paralímpicos no solo son una parte integral del calendario deportivo mundial, sino que también desempeñan un papel importante a la hora de inspirar a otros a pensar de forma diferente sobre la discapacidad, ya que son el mayor evento mundial para impulsar el cambio social.

Han proporcionado una plataforma para mostrar las capacidades de las personas con discapacidad, a la vez que han servido de catalizador para los derechos de los discapacitados al garantizar la integración, la igualdad de oportunidades y la accesibilidad del entorno construido.

Por ejemplo, tras la celebración de los Juegos Paralímpicos en Pekín celebrados en marzo de 2022 la ciudad está ahora llena de instalaciones recién construidas y accesibles para las sillas de ruedas. Y lo que es más importante, los propios discapacitados de China han salido a la luz, son visibles y están orgullosos. Incluso la Gran Muralla es ahora accesible con la reciente instalación de un ascensor y una rampa que permite la entrada y salida de sillas de ruedas. Además, el país cuenta con nuevos bordillos y rampas inclinadas para los usuarios de sillas de ruedas, los bloques en braille en las aceras, el acceso especial en el transporte público o una mayor oferta de vehículos para personas que necesitan un coche adaptado para sillas de ruedas.

Aunque China y otros países todavía tienen un largo camino que recorrer en cuanto a ofrecer a las personas con discapacidad un acceso igualitario a los puestos de trabajo, la vivienda y la atención sanitaria, la visibilidad de los Juegos Paralímpicos está haciendo su parte de bien al promover un mayor nivel de concienciación sobre los problemas a los que se enfrentan las personas con discapacidad en su día a día en relación con el entorno construido.

Está claro que los Juegos Paralímpicos envían un mensaje mayor al mundo que trasciende el deporte y la competición. Incluso en una nación en la que los derechos humanos han sido ignorados durante casi 5.000 años, los Juegos elevan un nivel de conciencia que puede transformar una sociedad para que acepte, e incluso promueva, la diferencia humana.

Al mismo tiempo, la cobertura mediática de los Juegos Paralímpicos ha dado lugar a una mayor concienciación sobre las oportunidades de participación en el deporte para las personas con discapacidad y, con ello, al ajuste de las normas relativas a las expectativas de ejercicio como componente de la salud preventiva. Además, existen pruebas del poder del deporte para estimular la confianza, la autoeficacia y una alta calidad de vida autopercibida por las personas con discapacidades, más allá de los beneficios básicos para la aptitud cardiometabólica.

En 2012 se celebraron en Londres unos de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de mayor éxito. El comité organizador de Londres estableció unos objetivos muy claros desde el principio; querían que el hecho de que Gran Bretaña acogiera los Juegos Olímpicos y Paralímpicos actuara como catalizador para aumentar la participación de las bases en el deporte, especialmente de los jóvenes, aprovechar las oportunidades de crecimiento económico que ofrecía la celebración de los Juegos, promover el compromiso de la comunidad y lograr la participación de todos los grupos de la sociedad a través de los Juegos. Después de Londres 2012, una investigación reveló que una de cada tres personas cambió su actitud hacia las personas con discapacidad como resultado de los Juegos Paralímpicos.

En conjunto, la promoción de la salud, de los derechos de los discapacitados y de la integración social a través del deporte tiene el poder de transformar la vida de los que participan y de estimular aún más la ampliación de las oportunidades disponibles para la próxima generación de atletas con discapacidades.

Nunca hay que subestimar el poder del deporte y la competición para ayudar a cambiar la forma en que una sociedad ve a sus ciudadanos con discapacidad.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*