miércoles, 26 enero 2022

Última hora

Cómo escoger las cremas hidratantes para las manos más adecuadas para ti

23 noviembre 2021
Red
Manos

Comparte esta noticia en tus redes

Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en telegram
El frío, el calor, el sol, la humedad o la contaminación son agentes externos que alteran nuestra piel. La piel del rostro y las manos sufren más, al estar más expuestas. Es por eso que se resecan más fácilmente y que requieren más cuidados que la piel de otras partes del cuerpo. Usar cremas hidratantes, por tanto, es esencial.

El frío, el calor, el sol, la humedad o la contaminación son agentes externos que alteran nuestra piel. La piel del rostro y las manos sufren más, al estar más expuestas. Es por eso que se resecan más fácilmente y que requieren más cuidados que la piel de otras partes del cuerpo. Usar cremas hidratantes, por tanto, es esencial. No vayas a pensar que todas las cremas son iguales, ¡no! Hay distintos tipos de cremas y es importante escoger la más adecuada para que nuestras manos estén sanas e hidratadas. No dejes pasar la oportunidad y hazte con este código descuento Druni de BravoDescuento para ahorrar en la crema de manos ideal para ti.

 

¿Qué crema escoger?

Para saber cuál es la crema idónea para ti, debes conocer primero cómo tienes las manos. Si la piel de tus manos no presenta ninguna problemática específica puedes usar cremas con fórmulas completas, que integran sustancias hidrantes, suavizantes y nutritivas a un tiempo.

Si en cambio tus manos tienen alguna alteración o deficiencia, será importante que uses cremas más específicas. Tus manos pueden estar:

 

  • Grasas

Evita las cremas que contengan aceite y usa cremas de absorción inmediata. Mantendrás las manos hidratadas y no sentirás la incomodidad de notarlas pringosas.

 

  • Secas

Utiliza cremas más grasas, y que también son más densas, que aporten mayores nutrientes para que tu piel se regenere e hidrate fácilmente. Comprueba que contengan ácido hialurónico, urea o glicerina.

 

  • Agrietadas

Necesitas una crema que hidrate y repare tus manos. Usa las que contengan manteca de karité, o aceites naturales como el de yoyoba o el de almendra.

 

  • Estropeadas

Si además de secas las tienes estropeadas, descamadas y con una desagradable sensación de tirantez, lo mejor es utilizar cremas grasas y nutritivas. Usa las que contengan principios regeneradores y cicatrizantes, de modo que la capa protectora de la piel se fortalezca y recupere su textura sana. Para manos especialmente dañadas, la parafina es lo mejor para su regeneración.

 

  • Con signos de envejecimiento

Si tus manos presentan manchas y arrugas, usa cremas con alguna fórmula antienvejecimiento, especialmente que contengan la coenzima Q10 y la vitamina E. Mejor si además tienen protección solar.

 

  • Sensibles

Si sus manos tienen la piel sensible, evita los componentes químicos de algunas cremas. Opta por cremas orgánicas, que no contengan perfumes, ni ingredientes químicos ni parabenos. Mejor si tienen aloe vera o caléndula.

 

Sabrás que has escogido la crema perfecta cuando tras la aplicación sientas un efecto inmediato de hidratación y nutrición y sin la sensación de tener las manos grasientas y húmedas.

 

Como ves, es importante en la elección de una crema para las manos, leer sus ingredientes. Acostúmbrate a hacerlo. Los distintos aceites, ésteres, siliconas o humectantes, como la glicerina o el ácido hialurónico están indicados para distintos estados de la piel. Tus manos, por otra parte, no siempre están igual. Por ejemplo, deberás cuidarlas más durante el invierno o si están expuestas al sol durante el verano. Por lo tanto, acostúmbrate a ponerte unos guantes y proteger tus manos del frío, así como a ponerte guantes si vas a utilizar detergentes para hacer la limpieza.

 

¿Cómo aplicar las cremas?

Date un masaje, desde el dorso a la palma e incluye también las yemas de los dedos y las uñas, que igualmente sufren la deshidratación. Úsala varias veces al día. Hay dos momentos esenciales al día: por la mañana, antes de salir de casa, y durante la noche, antes de ir a dormir. Así favoreces que la piel se regenere durante las horas de descanso. Te aconsejamos que lleves una crema en el bolso, quizá te resulte más cómoda si es en tubo, para usarla cuando notes las manos secas o desnutridas.

 

¡Cuida tus manos, te sentirás mejor y eso siempre merece la pena!

 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*