viernes, 21 enero 2022

Última hora

El café frío, el clásico que es tendencia entre los jóvenes

30 septiembre 2021
Red
Café

Comparte esta noticia en tus redes

Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en telegram
Las empresas especializadas en café diseñan nuevos productos destinados al segmento de población joven, puesto que han detectado que a los millennials y a las diversas ‘generaciones alfabéticas’ les pirra el café frío preparado con los más variopintos ingredientes adicionales.

Es sabido que las nuevas generaciones siempre tratan de distinguirse de las anteriores alejándose de la tradición.

Una ley de vida que también tiene su reflejo en el universo del café. Y es que la juventud, aunque consume tanto o más café que sus mayores, a veces lo hace de forma distinta.

Las empresas especializadas en café diseñan nuevos productos destinados al segmento de población joven, puesto que han detectado que a los millennials y a las diversas ‘generaciones alfabéticas’ les pirra el café frío preparado con los más variopintos ingredientes adicionales.

Veamos cuáles son las nuevas modalidades de café frío destinadas a la juventud:

Cold Brew

Se trata de una infusión de café realizada en frío, es decir, no se utiliza agua hirviendo, prensado ni presión adicional.

El café se infusiona en agua a temperatura ambiente de forma natural, por lo que el proceso completo puede alargarse hasta las 24 horas.

Los promotores de esta nueva tendencia afirman que tipo de café frío es superior en matices aromáticos al del café expresso y que conserva mejor los nutrientes naturales del café.

Sin haberlo probado, dudamos mucho de la primera afirmación por una cuestión de física elemental y respecto a la conservación de los nutrientes, si ellos lo dicen será verdad.

Nitro Coffee

Aunque su nombre sugerente pueda hacer pensar que esta modalidad de café frío contiene explosiva nitroglicerina, la denominación procede del gas inerte denominado nitrógeno.

Para prepararlo, hay que utilizar una infusión de café realizada en frío, es decir, un Cold Brew.

Al Cold Brew se le añade gas nitrógeno. El resultado es una infusión de café cuyo burbujeo es distinto al de un refresco carbonatado convencional.

Los consumidores relatan una sensación peculiar de cosquilleo al beberlo y afirman que su sabor se parece más al de una cerveza negra que al del café.

Este tipo de café frío solo está disponible en ciertas franquicias cafeteras.

Expresso Tonic

La receta es tan sencilla como mezclar tónica y café expresso. En un vaso se pone hielo y en primer lugar siempre se añade el café. Tras poner la tónica, se revuelve con mucha suavidad la mezcla.

La combinación admite complementos como un trocito de limón o un espolvoreado de lima.

Tampoco lo hemos probado y, siendo sinceros, pensamos que a la tónica siempre le sentará mejor un chorrito de ginebra.

Iced Coffee

Se trata del café con hielo de toda la vida, pero en pro de la sofisticación y el ‘glamour’, algunas cadenas especializadas en café utilizan esta denominación anglófila tan aparente.

Esta forma tan clásica de tomar café frío no necesita presentación, así que omitiremos explicar su proceso de elaboración. Simplemente indicaremos que se trata de la modalidad de café frío más consumida por la juventud.

Así que, en el caso concreto del café frío, puede decirse que la tradición está triunfando sobre la innovación.

¿Y las nuevas formas de tomar café son una moda pasajera o han venido para quedarse? Pues la verdad es que no lo sabemos y el tiempo lo dirá.

Lo que sí está claro es que será muy difícil que ninguna de ellas se imponga al tradicional café con hielo, por una sencilla razón: se trata de una receta natural, refrescante, versátil y muy fácil de preparar.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*