sábado, 15 junio 2024

Así será la publicidad del juego online este año en España

1 junio 2024
Nacional
Juego online

Comparte esta noticia en tus redes

El panorama regulatorio del país está en constante movimiento. El ministro de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 de España, Pablo Bustinduy, ha anunciado la intención de restaurar y ampliar las restricciones a la publicidad de juegos online, con el objetivo de mejorar la protección del consumidor

La publicidad del juego online en España está a punto de experimentar más cambios. El panorama regulatorio del país está en constante movimiento. El ministro de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 de España, Pablo Bustinduy, ha anunciado la intención de restaurar y ampliar las restricciones a la publicidad de juegos online, con el objetivo de mejorar la protección del consumidor. A principios de este año, el Tribunal Supremo de España anuló varias medidas del Real Decreto, previamente establecidas por el exministro Alberto Garzón.

Estas medidas incluían estrictas restricciones a la publicidad de juegos de azar, como la prohibición del uso de influenciadores y celebridades en campañas publicitarias, además de limitaciones a los bonos de bienvenida, que generalmente atraen a un público más joven. Especialmente en lo que respecta a las redes sociales y a internet, el decreto afecta mucho a las empresas del sector de juego. Una de las medidas más cuestionadas fue la limitación de emisión de la publicidad de juegos de azar entre la 1 y las 5 de la madrugada en televisión y radio. Además, se han establecido restricciones sobre la presencia de marcas de operadores de juegos en equipaciones deportivas y nombres de estadios.

La decisión del Tribunal se basó en el argumento de que tales restricciones deberían ser establecidas por una ley federal específica, y no mediante un decreto. Las asociaciones de juegos, como la Asociación Española de Juego Digital (Jdigital) y la Asociación de Medios de Información (AMI), también argumentaron que la regulación impuesta era desproporcionada y discriminatoria entre diferentes soportes audiovisuales. Estos giros legislativos no son nuevos en el país, ya que vemos en plataformas como  es.cryptonews.com, que hay mucha actividad en el mundo de las criptomonedas, los juegos y la tecnología. Pablo Bustinduy, en un esfuerzo por retomar el control y mejorar la regulación, ha propuesto un nuevo camino legislativo. Según declaraciones citadas por Europa Press, Bustinduy pretende «restaurar, pero también ampliar y mejorar la regulación del juego online en España».

Este nuevo enfoque buscará restablecer las medidas anuladas, pero también introducir nuevas regulaciones para aumentar la protección del consumidor. Entre las posibles nuevas medidas, el enfoque debe ser una regulación más estricta de la publicidad en redes sociales e internet. Además, se espera un control más firme sobre las llamadas «cajas de botín» en los videojuegos, que se comparan con mecanismos de juegos de azar debido a su naturaleza aleatoria y adictiva. A pesar de las restricciones, la publicidad de juegos online sigue siendo una parte importante de la estrategia de marketing de las empresas del sector. Las campañas tienden a adaptarse a las nuevas reglas, enfocándose en una publicidad más responsable.

Además, la innovación tecnológica sigue transformando la industria. Las empresas están invirtiendo en inteligencia artificial y análisis de datos para orientar mejor sus campañas, asegurando que lleguen al público objetivo de manera eficaz. La IA puede analizar grandes cantidades de datos y predecir el comportamiento del consumidor, lo que permite una orientación más precisa de las aciones de marketing y mejora la experiencia del cliente​. La personalización de las campañas, respetando las nuevas regulaciones, puede ofrecer una experiencia de usuario más segura. Las nuevas regulaciones probablemente tendrán un gran impacto en el mercado de juegos online. Las empresas necesitarán ajustarse nuevamente, reformulando las campañas publicitarias. Sin embargo, a largo plazo, estos cambios deberían beneficiar al mercado, creando un entorno más seguro para los apostadores.