viernes, 27 mayo 2022

Wert saca adelante su reforma educativa con el único apoyo del PP

28 noviembre 2013
Nacional
Consulta sobre la LOMCE

Consulta ciudadana sobre la Lomce en Almería

Comparte esta noticia en tus redes

Con el voto en contra de los grupos de la oposición, el Congreso da luz verde a la Lomce, que será recurrida por el PSOE ante el Tribunal Constitucional. La reforma ha movilizado al conjunto de la comunidad educativa por considerar que acaba con la igualdad de oportunidades, entre otras cuestiones.

La polémica reforma educativa que el Gobierno de Mariano Rajoy, con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), ha sacado adelante este jueves en el Congreso sin el apoyo de la oposición, será recurrida ante el Tribunal Constitucional, según ha anunciado el PSOE.

Una nueva norma que llevaba al sector a celebrar dos huelgas generales y que, a juicio de la comunidad educativa, merma el derecho a la igualdad de oportunidades priorizando en la rentabilidad del sistema público educativo.

Reducción de becas
El coordinador de la Interparlamentaria socialista de Andalucía, Miguel Ángel Heredia, ha denunciado este jueves que el número de alumnos universitarios andaluces con beca descendió 3.707 en el curso 2012/2013 con respecto al anterior, al pasar de 72.973 en el curso 2011/12 a 69.266 en el de 2012/13. Según los datos facilitados al parlamentario por el Ministerio de Cultura, Andalucía asume el 40 por ciento del recorte realizado en todo el país.

Heredia ha explicado que en el curso 2011/12 hubo en toda España 300.000 estudiantes con beca en la universidad, una cifra que cayó hasta poco más de 291.000 en el curso siguiente, es decir, 9.000 becados menos, sin tener en cuenta que los datos no incluyen «la reducción de los beneficiarios por familia numerosa».

Este descenso se producía aún cuando los requisitos para el acceso a las becas aún no habían cambiado, «es decir, que el pasado curso comenzó un proceso que se va a ver agravado con el endurecimiento de los requisitos para este curso», para el que se prevé «una bajada aún más significativa, 20.000 estudiantes según apuntan los rectores y 40.000 según algunos medios».

Aspectos de la ley
Una de las principales novedades de la Lomce tiene que ver con las evaluaciones externas al final de cada etapa educativa (Primaria, ESO y Bachillerato). Educación defiende que estos exámenes han demostrado su valía en los países donde se aplica –la mayoría de la OCDE- que han logrado reducir el fracaso escolar y aumentar el rendimiento de los estudiantes.

Las asignaturas estarán agrupadas en tres bloques: troncales, específicas y de libre configuración. El Gobierno fijará el 100% de los contenidos de los dos primeros grupos (Lengua, Matemáticas, Inglés, Historia, Geografía o Biología) mientras que las comunidades autónomas se encargarán de las específicas. Esta medida ha sido rechazada por algunas comunidades autónomas por considerar que invade sus competencias.

En la Lomce gana peso la Religión. La asignatura confesional contará para la nota media, repetir curso y acceder a una beca, cumpliendo así una de las principales reivindicaciones de la Conferencia Episcopal. Se crea además una materia espejo, Valores Culturales (Primaria) y Valores Éticos (Secundaria). Además, desaparece Educación para la Ciudadanía, otra reclamación de los obispos. También se blindan los conciertos a los centros de educación con segregación por sexo.