lunes, 3 octubre 2022

¿Huelga o día de fiesta? Lo que usted me diga

15 septiembre 2020
Ángel Rodríguez
Ángel Rodríguez

Comparte esta noticia en tus redes

Tiraremos del sentido del humor por no llorar ante la desvergüenza administrativa, pero estamos hablando de cosas muy serias, de la salud de toda una comunidad educativa y de la respuesta en forma de huelga indefinida de un colectivo que trata de defenderla

Empieza el curso en Secundaria y nosotros empezamos con la huelga, pero la Consejería sigue con sus mentiras. A las acostumbradas de días pasados: «Hay suficientes profesores», «da igual 15, 20, 25, 30 alumnos para el contagio», «los materiales han llegado» o «todo va bien», se suma en el día de hoy una esperpéntica manera de contabilizar la huelga, si no fuera porque lo dice de sus propios labios hubiera creído que se trataba del mismísimo Groucho Marx, en lugar de nuestro consejero: –Mas mentiras, es la huelga . O de uno de nuestros humoristas patrios, el Sr Gila: -¿Está el profesor? Que se ponga, mire que no venga al centro, que no hace falta, solo dígame si le descuento por huelga o prefiere un día de asueto. ¿Asueto, no? Mucho mejor que luego le hará falta el dinerito.

Tiraremos del sentido del humor por no llorar ante la desvergüenza administrativa, pero estamos hablando de cosas muy serias, de la salud de toda una comunidad educativa y de la respuesta en forma de huelga indefinida de un colectivo que trata de defenderla, y no solo la suya, sino también la de su alumnado y por ende la de tod@s.

Nuestro consejero calcula que tres profesores de Secundaria son los que han secundado la huelga. Ahora les describo cómo ha sido, hasta el día de hoy, el procedimiento de seguimiento de una huelga cualquiera: Una hoja de firmas en la que hora por hora debería ser suscrita, la huelga es un derecho constitucional y el que lo ejerce no tiene porqué avisar ni notificarla, es la Administración a través de esta hoja la que hasta ahora ha controlado el número de trabajadores que ha secundado una huelga.

El Sr. Imbroda ha inventado otra manera. Los directores avisan a sus docentes que no tienen que asistir al centro, que solo vengan los que tengan que presentar un grupo de alumnos y que los demás no tienen que venir, y de estos que le notifiquen quién está en huelga. El que no diga nada, no habrá hecho huelga y no le descontarán.

La Consejería ha transformado la entrada escalonada en un aplazamiento encubierto del comienzo de clases. Y hoy sabemos porqué. Sus servicios de Inspección han permitido esta forma de control, limitando así los efectos de la huelga.

Ahora hablemos de Primaria e Infantil, en donde el Sr Imbroda ha dicho que han sido 33 los docentes que se han puesto en huelga en toda Andalucía. Pues bien, nuestras informaciones distan mucho de estas, nos han notificado su puesta huelga muchos docentes y, del mismo modo, nos comentan problemas para la apertura de numerosos colegios, que en los días sucesivos se irán comprobando.

Hemos empezado con ilusión y esperábamos otra cosa de nuestra Consejería, no triquiñuelas para no afrontar a una comunidad (familias, alumnado y profesores) que le demandan el trabajo y los recursos que no ha implementado. Seguiremos con la huelga.

Ángel Rodríguez es miembro del comité de huelga convocada por Docentes por la Pública

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»30″ rows=»10″]