jueves, 1 diciembre 2022

Docentes por la Pública decide continuar con la huelga indefinida en los centros educativos

6 diciembre 2020
Andalucía
asamblea DxP

Asamblea online de Docentes por la Pública

Comparte esta noticia en tus redes

En asamblea, con participación de unos 40 profesionales, el sindicato ha decidido por unanimidad continuar con los paros en los colegios e IES andaluces hasta que la consejería tome medidas que limiten las ratios y aumenten las garantías sanitarias de la comunidad educativa.

La asamblea de Docentes por la Pública de la educación pública en Andalucía, celebrada online el miércoles 2 de diciembre, ha decidido por unanimidad de los participantes continuar con la huelga indefinida.

Cuarenta docentes participaban en la asamblea para decidir la continuación o no de la huelga indefinida por motivos de salud en los centros públicos en Andalucía y por unanimidad decidieron mantener el paro.

Explica el sindicato que la consejería ha mostrado sensibilidad alguna este verano con docentes y alumnado al no preparar sus centros para la vuelta en tiempos de pandemia. Recuerda que comunidades como Murcia, de distinto signo político, sí que tomaron y organizaron medidas para reducir la ratio a 24 estudiantes por clase y la comunidad valenciana a 20.

«En nuestra comunidad siguiendo la máxima declarada por la viceconsejera que dijo “no importar el número de alumnado por aula en la incidencia del coronavirus” no se tomaron medidas para resolver los problemas de ratios en las aulas (seguimos con mas de 25 en primaria e infantil, más de 30 en secundaria, y más de 35 en bachillerato)», denuncian.

DxP explica que son miles los docentes que en alguna jornada durante estos tres meses han ejercido su derecho de huelga, más de medio centenar de profesores que la han seguido en su totalidad. Docentes cuya alternativa presentada es volver al aula en condiciones contrarias a las que los responsables sanitarios nos aconsejan en el resto de lugares fuera de colegios e institutos.

El profesorado interino no puede tomarse días sin sueldo y se han acogido a la huelga como una forma de no perder su trabajo, conservar sus derechos y «evitar jugar a la ruleta rusa con su salud», indica el sindicato.

Decenas de miles se estudiantes –añade Docentes por la Pública– se han visto afectadas por este conflicto durante algún día en este trimestre; y un millar de estudiantes durante todos los días de este trimestre sin poder ser enseñados o evaluados en alguna de sus materias. Lamenta el sindicato que ni para dar una solución a este conflicto, «la consejería ha tenido la delicadeza con alumnado, familias y profesorado de abordar una mínima mesa de dialogo».

«En una postura intransigente e incomunicativa pretenden que el tiempo canse al profesorado o que estos más de 1000 alumnos y alumnas afectadas vuelvan sus ojos hacia los trabajadores que ejercen a su pesar el derecho de huelga como única salida para preservar su salud y los presionen de tal modo que abandonen la lucha».

Pues bien estos mismos docentes han decidido continuar con la huelga hasta que la consejería tenga a bien sentarse a negociar una salida justa a sus condiciones laborales de salud. Tal vez no contaban que en ese colectivo de docentes hay un grupo de los mismos dispuestos a luchar hasta el final por unas condiciones laborales justas y que un sindicato de educación andaluz, DxP, estaría dispuesto a acompañarlos.

Si antes comparábamos a nuestra comunidad con la de Murcia y Valencia en la nula prevención estival al comienzo del curso, ahora tras tres meses podemos compararla en los protocolos activados con otras comunidades. Por ejemplo, Madrid con 6 millones de habitantes y una incidencia acumulada similar a la andaluza que cuenta con 8 millones de habitantes tienen sin embargo diez veces más aulas en cuarentena que Andalucía.

Países como Suecia en donde la mascarilla no es obligatoria, como primera medida anti covid (con ratios menores que en Andalucía) decidieron este 2 de diciembre cerrar sus aulas. Sin embargo, según critica el sindicato, en Andalucía las restricciones son «tan estrictas» que para cerrar un aula tendrían que dar positivos casi todos los integrantes del aula, ya que es obligatorio un contacto directo (más de 15 minutos a menos de metro y medio sin mascarillas) para decidir la cuarentena. «Profesorado que va de mesa en mesa resolviendo dudas, o alumnado que tanto en clase como en los recreos con una distancia social ínfima, eso sí con mascarillas, mascarillas que nadie revisa si son o no homologadas o si son renovadas diariamente», añade.

Responsables de DxP reiteran su deseo de compartir una mesa de dialogo para resolver este conflicto con la consejería andaluza y hace un llamamiento a la ciudadanía para que busque en nuestros administradores soluciones. También se dirigen a los impulsores de la huelga general convocada el 12 de noviembre para seguir desde la unidad defendiendo la integridad de la educación pública.

[blog_posts style=»m1″ share=»on» count=»10″ pagination=»on» ad_count=»3″]