domingo, 5 febrero 2023

Enseñanza en el confinamiento: el profesorado almeriense, orgulloso de su trabajo y dolido con la Administración

5 mayo 2020
Almería
Asamblea Docentes por la Pública

Comparte esta noticia en tus redes

El sindicato Docentes por la Pública ha realizado una encuesta con la intención de conocer la opinión del profesorado acerca de la situación educativa generada con la declaración del estado de alarma. Con la participación de 624 docentes, principalmente de la provincia de Almería, la recogida de datos se llevó a cabo a través de grupos de Whatsap, Facebook, Instagram, Twitter y correo electrónico.

El sindicato Docentes por la Pública (DxP) ha aprovechado la situación de confinamiento por la pandemia de la covid-19 para realizar una encuesta entre los docentes. La intención del estudio era conocer su opinión acerca de la situación educativa generada por el estado de alarma.

Con la participación de 624 docentes, 413 de Almería y 201 del resto de Andalucía, la recogida de datos se ha llevado a cabo a través de grupos de Whatssap, Facebook, Instagram, Twitter y correo electrónico.

Según se desprende de los resultados de la encuesta, el profesorado se siente muy satisfecho «por el fuerte trabajo realizado para ayudar al alumnado en esta difícil situación», un esfuerzo mayor al que se estaba llevando durante el periodo presencial. Satisfacción y también descontento por la baja valoración, especialmente a la Administración educativa, a la que consideran en su mayoría «burocratizadora y con más espíritu fiscalizador que resolutivo».

El sindicato destaca que la inmensa mayoría del profesorado ha puesto todo su esfuerzo y medios para que el alumnado continuase con su formación lo mejor posible, «pero con la barrera de una administración que no nos ha atendido con la sensibilidad que la situación requería, sacando unas instrucciones tardías y ambiguas que, lejos de proporcionarnos pautas y medios adecuados, no nos ha saturado a burocracia».

Del estudio realizado destaca que cerca del 80% del profesorado se muestra insatisfecho con la información recibida de la Administración, «y es que la poca información recibida generaba aún más desconcierto e incertidumbre, ya que la mayor parte de las veces era ambigua, llegaba tarde, e incluso a veces, contradictoria o irrealizable».

Más de un 85% del profesorado considera que el asesoramiento a los centros no ha sido el adecuado, ya que esta ambigüedad pudo derivar, en algunos casos, en que la información enviada por los equipos directivos fuese «antagónica y cargada de burocracia para controlar todo lo realizado».

Donde la insatisfacción sube hasta el 90% es en la percepción de que los medios tecnológicos proporcionados por la Administración no han sido suficientes. «Los docentes hemos tenido que buscar recursos y medios para continuar con nuestra actividad docente sin apenas asesoramiento»; lo que hace que más de un 90% del profesorado se haya sentido muy sobrecargado, «fruto de esta autoformación y búsqueda de recursos, entre otros factores». «Hemos tenido que organizarnos desde casa, preparando nuevos materiales con nuevos métodos de trabajo que en la inmensa mayoría de los casos no usábamos anteriormente, además de mantener el contacto con nuestros alumn@s y familias, que en muchos casos se ha vuelto una odisea».

No obstante, los datos de insatisfacción disminuyen en la formación que la Administración ha puesto a disposición del profesorado, que suponemos está relacionado con los cursos de Moodle en abierto, aunque más del 85% cree que la Administración daba por hecho que el profesorado tenía los medios necesarios para impartir la docencia telemática.

En la adaptación del alumnado y sus familias, aquí los resultados están más equilibrados, lo que da a entender que ha habido casos en los que el alumnado ha podido seguir el ritmo de manera normal, y otros en los no habrá podido adaptarse a esta nueva docencia telemática, bien porque no tenían medios bien porque si podían no lo han hecho con regularidad.

También la mayoría, un 76% del profesorado, valora negativamente la actuación de la Administración con respecto a la atención del alumnado. Considera el sindicato que «con la rapidez que se han elaborado las instrucciones, no teniéndose en cuenta la opinión del profesorado, se han cometido errores que luego han tenido que ir solventando sobre la marcha». Este es el caso de la llamada brecha digital que supuso la falta de equipos informáticos o conexiones a Internet de muchas familias.

Además, más del 75% cree que la administración no está reconociendo el trabajo docente, y se siente poco valorado por el alumnado, aunque aquí, parece aumentar la autoestima con el reconocimiento de las familias, que baja por debajo de 60% la insatisfacción.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»30″ rows=»10″]