jueves, 6 octubre 2022

Unicaja le sigue dando a Almería más de lo que recibe y aplasta a Andorra en Superliga

2 marzo 2014
Almería
Almería Superliga Voleibol

Gradas con pobre afluencia en el partido con Andorra

Comparte esta noticia en tus redes

Pocos espectadores en el Moisés Ruiz para recibir la Copa del Rey, ganada de manera tan heróica

Esta vez no había excusa posible, ni la del fútbol, ya que el Almería juega el domingo, para no asistir al Moisés Ruiz ni siquiera a rendirle homenaje al mejor equipo de todos los tiempos en el voleibol español, sino para ser agasajados por ese equipo. El conjunto ahorrador tenía pendiente lo que más le gusta, agradecer a su gente su apoyo entregándoles su último título, el que hace el número 24 en sus vitrinas en cuanto a los nacionales, y realmente cumplió con su objetivo porque los que acudieron a las gradas del pabellón fueron los de siempre. El resto de la ciudad se lo perdió, como se viene perdiendo de manera habitual algo que si se detuviera a valorar, seguro que le encantaría: espectáculo, gesta, coraje, calidad y honestidad.

Si Almería no se quiere enterar, peor para ella, pero tiene vendiéndola al más alto nivel al que se considera el Real Madrid del voley, el más laureado de la historia, el único que realmente otorga títulos al orgullo del terruño. Esta vez se volvía a la Superliga ante un rival menor en cuanto a parámetros de clasificación, con lo que se podía prever que sería un choque plácido y perfecta antesala al acto de entrega de la Copa. Así fue, sobre todo en los dos primeros sets, si bien en el tercero llegó la más que natural relajación cuando se es tan sumamente superior. Más tarde estaban los que tenían que estar, incluidos o no los representantes políticos de la ciudad, y que cada cual lo lea como quiera entenderlo. El campeón levantó el trofeo ante su gente.

La racha de imbatibilidad en este 2014 sigue para Unicaja Almería, que impueso a CV Andorra por un contundente 3-0 en un encuentro donde los de Piero Molducci marcaron en todo momento el camino a seguir para sumar unos nuevos tres puntos que les sirve, además, para seguir afianzándose en la segunda posición del campeonato y tener más cerca los play off por el título. El buen saque, unido al potencial ofensivo y buena defensa de los ahorradores, no dio opciones a los andorranos, que a pesar de que lo intentaron, sobre todo en el tercer set, nada pudieron hacer para complicarle las cosas a los locales. Daniel Rocamora volvió a ser el máximo anotador de los suyos con 11 puntos, seguido de Raúl Muñoz que hizo 10 puntos. Por parte visitante, Abel Bernal fue el mejor del encuentro en cuanto a anotación se refiere, con 12 puntos.

Para el opuesto de Unicaja Almería, Daniel Rocamora, el encuentro fue fácil: «muy sencillo, había que evitar tener muchos errores para sacar el partido adelante». En el tercer set quizás se bajó un poco más, pero era algo normal, «cuesta mantener una intensidad cuando un rival no te planta cara y además, ellos también apretaron al no tener nada que perder, por lo que empezaron a jugar mejor». Y como dato positivo, todos los jugadores han tenido minutos de juego, «partidos como estos siempre son buenos para los que vienen jugando a menudo tengan descanso y gente que no lo hace habitualmente pueda sacar también partidos adelante, por lo que le viene muy bien».

El primer set tuvo en sus inicios un dominio ahorrador (4-2) que se extendió hasta el primer tiempo técnico al que llegaron con una ventaja de cinco puntos obra del fuerte ataque que presentaban los locales (8-3). A los andorranos también les costaba recibir cuando sacaban los locales, lo que veía afectado su juego y con el 11-4 Hillaire tuvo que pedir tiempo muerto para hacer algunas correcciones. Pero Bruque le rompió todos los esquemas al entrenador rival, pues con su fuerte saque las distancias aumentaron para los blanquiverdes (13-4), que caminaban firmes hacia el segundo tiempo técnico que se vio certificado con un punto de Rocamora (16-4). Un parcial de 6-0 para los de Molducci había roto el primer set. Así las cosas, entró González para dar descanso a Muñoz, que no alteró el transcurso del set (18-6) por lo que nuevos jugadores ahorradores siguieron entrando a escena como Del Águila por Almeida para llegar a los compases finales dominando trece arriba (20-7), lo que bastó para hacerse con el primer juego. Con 14 bolas de set, a la primera cerró Hage (25-10) y el dominio ahorrador quedaba patente en la pista.

Volvió Muñoz a la pista y el que descansaba esta vez era Bruque por lo que entró Dus a escena en el inicio del segundo set, pero no alteró la dinámica del encuentro y con Muñoz al saque los ahorradores consiguieron un parcial de 4-0 por lo que Hillaire tuvo que pedir tiempo muerto para que no siguiera haciendo daño. Pero Unicaja seguía siendo un ciclón en la pista y para el primer tiempo técnico, un fuerte ataque de Hage puso una ventaja de siete puntos en el electrónico (8-1). Lo intentaban los andorranos como podían (10-3), pero lo cierto es que los blanquiverdes estaban siendo muy superiores hoy. Así las cosas, los ahorradores andaban por el set con una cómoda ventaja (13-4) que les permitió llegar al segundo tiempo técnico con una amplia ventaja y cuando salió Almansa a la pista, todos los jugadores blanquiverdes ya habían participado para dominar el marcador (16-5). No hubo mucha oposición por parte andorrana en los compases siguientes, por lo que los blanquiverdes se hicieron también con el segundo set tras volver a disponer de 14 bolas de juego, que a la primera volvieron a hacer efectiva (25-10). Todo el equipo estaba colaborando para dejar la victoria en casa.

Más ajustado se inició el tercer set, donde ambos equipos se intercambiaron sus golpes aunque para el primer tiempo técnico, con un error andorrano, la ventaja era por la mínima para Unicaja (8-7). Sin embargo, con un parcial de 3-0 para los ahorradores y con Muñoz al saque, el marcador volvió a coger claro color blanquiverde (11-7) por lo que Hillaire tuvo que pedir tiempo muerto. Consiguió frenar en primera instancia a los de Molducci, pero Bugallo en el saque cogió el testigo de Muñoz para seguir haciendo daño a la recepción visitante (15-10) y llegar al segundo tiempo técnico con una ventaja buena pero no amplia como en los otros dos sets, de cuatro puntos con un punto de Rocamora (16-12). Bernal se resistía a que la ventaja fuera mayor y él fue el protagonista en los compases siguientes para recortar distancias (17-14), pero el juego ahorrador no se vio intimidado por este hecho y siguieron dominando en el transcurso del set (19-14) para llegar a los compases finales con una ventaja de cuatro puntos obra de un ataque de Muñoz (20-16), que fue suficiente para que los ahorradores se hicieran con el partido. Un parcial de 3-0 permitió a los ahorradores disponer de una nueva gran ventaja en el marcador (23-16) con Dus al saque que hizo incluso un punto directo, y con siete puntos de ventaja (24-17) un remate de Almansa cerró el partido (25-17). Fueron muy superiores los de Molducci, que consiguen una nueva victoria y la fiesta por ofrecerle a la afición el título de Copa del Rey fue completa.

FICHA TÉCNICA:

3. Unicaja Almería: Raúl Muñoz (10), Diego Almeida (3), Guilherme Hage (8), Pablo Bugallo (9), Jesús Bruque (1) y Daniel Rocamora (11). También jugaron Toni Llabrés (líbero), Pablo Dus (3), Carlos Felipe González (1), Alejandro del Águila (1) y Jorge Almansa (6).

0. CV Andorra: Felipe Mata (1), Daniel Miniel (4), Héctor García (1), Abel Bernal (12), Sergi Mata (4) y Germán López (2). También jugaron Pol Vila (líbero), Sergi Reñé (0), Christian Salvador (3) y Fabian Porzios-Barrios (1).

Parciales: 25-10 (24’); 25-10 (26’) y 25-17 (25’).

Árbitros: Antonio F. Correa y Daniel Rodríguez, ambos de Huelva.

Incidencias: Partido correspondiente a la 18ª jornada de la Superliga Masculina de Voleibol, disputado en el Pabellón Moisés Ruiz ante 400 espectadores.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*