miércoles, 28 febrero 2024

Unicaja encarrila la semifinal, vuelve a batir a Ibiza

9 abril 2017
Almería
Unicaja Almería-Ibiza, semifinal, 2

Segunda semifinal de la Superliga

Comparte esta noticia en tus redes

Mejor juego de los ahorradores, sin estar aún a su mejor nivel, para de nuevo vencer a Ushuaïa Ibiza Voley en el tie-break y viajar a la isla pitiusa con un 2-0 en la eliminatoria dejando invicto el Moisés.

Choque de trenes en toda regla por partida doble con una segunda muerte súbita consecutiva en casa, la tercera de la temporada, y las tres ganadas. No es lo mismo sumar dos puntos en la fase regular, como se hizo ante CV Teruel, que sumar dos puntos en un play off, eso está claro, pero sobre todo está esa palabra que tanto ayuda a la motivación: invicto. Unicaja Almería tiene un tesoro en su Moisés Ruiz, un pabellón con el nombre de un personaje mítico del deporte y del vóley que justo este 8 de abril habría cumplido 61 años. No queda la casualidad ahí, sino que tan día como este sábado se cumplían 22 años exactos del primer gran logro, del primer título nacional, de la Copa del Rey en El Ejido en 1995.

Ushuaïa Ibiza Voley le dio la razón a pies juntillas a Piero Molducci, cuando en la presentación del play off ensalzó sobremanera al cuadro pitiuso. Equipazo muy bien dirigido, tiene que asumir haberse ido de vacío de Almería después de dos partidazos de los que hacen afición. Pero el de delante es el campeón que defiende título y además el líder intratable de la fase regular. El rival es Unicaja, capaz de sufrir para ganar, porque ganar está en su ADN. Mejoró notablemente el cuadro almeriense en este segundo round, sin llegar a ser todo lo que puede ser. Los partidos fueron un calco en todo lo demás, sobre todo en el 3-2 final y en las fases de dominio alterno entre los dos equipos. Valió la pena sufrir.

Esta vez el máximo anotador fue Alemão con 26 puntos, seguido de los 18 de Raúl Muñoz y Juanmi González. En ataque, los verdes alcanzaron la ‘normalidad’, pero siguieron con problemas en recepción. Bloqueó bien en conjunto, porque lo hicieron de manera repartida todos los hombres sobre cancha, y en saque volvió a ser decisivo Io de Amo, no solo por sus tres puntos directos, uno menos que el visitante Valencia, que pasó de la nada al todo de un día para otro, sino por su incidencia en la recepción balear. En esa faceta, y en el momento culmen, emergió Mario Ferrera, para poner de cara el tie-break desde su mismo inicio y así dar confianza a sus compañeros. De Amo, ante Pizarra, corazón y números.

El primer set comenzó igualado en todo pero cogió una tímida delantera Ibiza que anuló Unicaja con el 8-8 y el 9-9. Al primer tiempo técnico del choque se llegó con 12-11 local firmado por Alemão, ofreciendo un alto rendimiento en ataque. Pese a ello, el brasileño entró en error y los pitiusos de nuevo se adelantaron, pero el opuesto recondujo y la marcha equilibrada llegó al 20-20. De Amo hizo su primer ace, el pulso se mantuvo hasta el 23-23 y Unicaja cerró 25-23 poniendo el final a un reparto de errores entre ambos. El panorama podía aparentar ser diferente, pero no lo fue y los de De Stefano empataron la contienda haciéndose con el segundo set por 24-26. De nuevo habían estado mucho tiempo por delante.

Esa vez sí lo aprovecharon tras el 9-12 y ver cómo los verdes se ponían por delante por primera vez con el 15-14 firmado por Ferrera y el 16-15 de Ferrera. El golpe a golpe puso de cara la victoria a Ibiza con un ace de Jean Pascal y una red de Unicaja. Ronchi puso el punto de set que anuló Parres, pero Ronchi siguió a lo suyo y Valencia empató con un saque directo. El tercero de los sets, el que ponía algo más de claridad, o eso se esperaba, de nuevo fue igualado y con ventajas visitantes, pero Io de Amo en el saque disparó a los verdes (12-9). Se sumó a la sentencia Juanmi González, junto con Borja Ruiz, y no importó otro ace de Valencia porque se estaba cómodo (17-14). Se cerró ‘fácil’ con un claro 25-18.

Cuando Unicaja se puso de nuevo en ventaja, Ibiza apretó los dientes y disfrutó de rentas amplias (0-4 y 1-5) que los verdes solo podían anular a retazos (8-9). No se estaba fino, Borja sostenía a los suyos, y los de Raúl Muñoz se fugaron hasta un 10-15 y un 12-17 que parecía una losa. Peleó Unicaja y se situó a un punto (18-19), pero la dinámica era visitante, se concedió error además y se condenó a otro tie-break (22-25). Así las cosas, tras tensiones por decisiones arbitrales y una lucha sin cuartel, la muerte súbita tuvo como protagonista a Mario Ferrera, que con su saque disparó a los verdes (4-1). Concedió dos errores inoportunos el equipo ibicenco, Unicaja dominó y puso un 2-0 de oro en la eliminatoria (15-10).

FICHA TÉCNICA
Unicaja Almería (3): Mario Ferrera (9), Miguel Ángel de Amo (2), Borja Ruiz (7), Moisés Cézar (1), Juanmi González (18) y Alemão (26), más Toni Llabrés (líbero). También jugó Manu Parres (12).
Ushuaïa Ibiza Voley (2): Raúl Muñoz (18), Ignacio Sánchez (1), Jean Pascal (12), Valencia (15), Salerno (4) y Ronchi (17), más Víctor Sánchez (líbero). También jugó Solanas (3).
Parciales: 25-23 (25’), 24-26 (28’), 25-18 (25’), 22-25 (28’) y 15-10 (19’).
Árbitros: Ángel Romero (Murcia) y Susana Rodríguez (Albacete).

[scrolling_box title=»MÁS NOTICIAS» count=»9″ rows=»3″]