jueves, 19 mayo 2022

Un trabajo silencioso, imprescindible y poco reconocido a veces

12 marzo 2012
El Ejido
Jose Clavero, conserje del pabellón de El Ejido

Jose Clavero en el pabellón de El Ejido

Comparte esta noticia en tus redes

La figura del conserje es básica para el buen funcionamiento y uso de las instalaciones

Están en todas las instalaciones deportivas y su presencia es fundamental para poder disfrutar de pabellones y pistas de manera organizada y en perfecto estado de revista. Se trata de los conserjes, esa figura tan poco valorada en algunas ocasiones, denostada en otras pero, sin duda, imprescindible para que todos podamos disfrutar del deporte.

Por este motivo, Jose Clavero, que lleva dos décadas ejerciendo como conserje en el pabellón de El Ejido, tiene claro que “lo de conserje te tiene que gustar, porque se echan horas y horas y luego hay quien entiende lo que haces, pero también quien piensa que tienes mala pata. Nunca llueve a gusto de todos”.

Lo cierto es que muchas veces no se es consciente de que la labor de un conserje va mucho más allá de abrir o cerrar una instalación sin más: “Aquí no puedes pensar en echar una jornada de siete horas, seis… A veces se echan jornadas de 15 horas y así es este trabajo. Hay que sacar gradas, limpiar el pabellón y montar y desmontar cosas”, confiesa un Clavero que insiste en que “como decía antes, te tiene que gustar mucho”.

En cualquier caso, no todo son sinsabores ni mucho menos en esta tarea. En este sentido, el conserje del pabellón municipal de El Ejido explica que “es gratificarte encontrarte con gente que a lo mejor has pasado 15 años sin verlos y vienen expresamente a saludarte porque piensan que los has tratado bien. O gente que jugaba aquí en el año 92 y ahora vienen de veraneo a El Ejido y se acercan a saludarte. Está claro que hay mucha gente que sí entiende lo que haces”.

Y a esto también hay que sumar las oportunidades de disfrutar de grandes citas y momentos deportivos. En este sentido, Jose Clavero rememora que “la etapa del baloncesto fue muy bonita y la de División de Honor de fútbol sala también. Aunque también es bonito ver a diario a los pequeños aprendiendo los deportes que les gustan”.

En cualquier caso, lo que está claro es que, se entienda y reconozca mejor o peor su labor, la figura del conserje es fundamental para poder disfrutar de nuestras instalaciones deportivas.