domingo, 5 febrero 2023

Todo preparado para que la Clásica Ciclista de Almería eche a rodar hacia el Poniente

22 febrero 2013
Almería
Almería, Roquetas de Mar, El Ejido, Adra, Berja

Cartel de la Clásica Ciclista con la llegada a meta pasada

Comparte esta noticia en tus redes

Son 182 kilómetros desde Almería a Roquetas de Mar, salida y llegada, y pasa por El Ejido, Berja y Adra

Ya son 28 años de historia ininterrumpida y la gran prueba almeriense, una de las principales del calendario nacional en cuanto a clásicas se trata, hace una revisión de sus orígenes. Antes llamada de las Hortalizas, su crecimiento ha sido paulatino pero incesante, y ya puede decir que ha contado con los principales espadas del pelotón internacional de los últimos años. Nació en 1986 como una carrera amateur y dio el salto al profesionalismo en 1992. En 2005 asciendió a la categoría 1.1 y en 2012 alcanzó la máxima categoría 1.HC. Una cosa hay segura, porque sucede edición tras edición, y es que el domingo día 24 las carreteras se van a llenar de espectadores para ver el paso de los ciclistas. Cuestión aparte, claro está son la salida y la llegada, que este año se reparten entre Almería capital y Roquetas de Mar.

También tendrán protagonismo los núcleos urbanos de El Ejido, Adra y Berja dentro del compendio de un trazado que discurrirá íntegro por el Poniente almeriense y que contiene tres puertos de montaña. La prueba cuenta este año con la participación de 14 equipos internacionales y un total de 111 ciclistas, que buscarán en parte el triunfo y en parte acumular kilómetros en las piernas aprovechando además el buen tiempo que habitualmente hay en Almería, y que parece estar confirmado para la jornada dominical. Se anuncia un cielo totalmente despejado, un espléndido sol luciendo, y una temperatura que va a oscilar en torno a los 15 grados a la hora de la partida, que será a las 12.30 en cronometrada, 12.15 en neutralizada.

En la presentación oficial realizada en la Diputación de Almería hubo palabras en la valía de la prueba, no sólo referida a lo meramente deportivo sino también a lo paralelo. La promoción que logra la provincia con un evento como este es muy grande, y así fue reconocido por parte de los dirigentes políticos que apadrinaron las explicaciones técnicas de José Manuel Muñoz, organizador de la clásica desde sus orígenes junto a su hermano Juan. También hubo alusiones a la exigencia del trazado, lo cual la hace más atractiva, pero igualmente a la calidad de los ciclistas inscritos. Y es que, no en vano, a una carrera la hacen dura los protagonistas y no tanto el recorrido, y si el ritmo es fuerte habrá sufrimiento.

Precisamente José Manuel Muñoz, además de agradecer el apoyo de instituciones y empresas «que hacen posible la celebración de la Clásica, una carrera que es de todos los almerienses», deseó a todos los equipos y a sus integrantes la mejor de las jornadas. En esa línea, recordó que «lo bonito del ciclismo es que su guión nunca está escrito». El control de firmas estará en el corazón de la ciudad de Almería, las primeras pedaladas se darán por el centro de la capital, el lanzamiento y posiblemente la primera escaramuza tendrá su origen en Bayana, y de ahí se tirará por el Cañarete a Aguadulce, El Parador, Roquetas, Las Marinas, San Agustín, Las Norias, Matagorda, Los Baños, Balerma, Balanegra, La Curva, un puerto de 3ª categoría dirección Río Chico y San Roque, Berja, Benejí, Puente del Río, Adra, La Alquería, segundo puerto, este de 2ª dirección Fuente Marbella, Alcaudique, con el tercer y último puerto, de 3ª categoría de nuevo, Matagorda, Punta Entinas y ya todo lanzado hacia Roquetas de Mar otra vez para la llegada.