sábado, 21 mayo 2022

Teresa Mangué, una niña atleta que se hace de bronce entre mayores en 7.82 segundos

7 febrero 2013
Almería
Es de Guinea Ecuatorial, vive y entrena en Almería y es tercera de Andalucía de Atletismo en Pista Cubiera (60 metros lisos)

Teresa Mangué luce gran sonrisa por el bronce absoluto

Comparte esta noticia en tus redes

Con sólo 14 años, saca talento para ser tercera absoluta de Andalucía en 60 metros lisos en Antequera

El campeonato de atletismo de la comunidad autónoma andaluza disputado en la provincia de Málaga el pasado fin de semana de los días 2 y 3 de febrero tuvo mucho protagonismo almeriense, con historias que ya de por si sólo vistas en competición son épicas, pero que visto su trasfondo lo son aún más todavía. Una de ellas es la de una niña en un mundo de mayores en una prueba de las que andan escasas de talentos en todo el país. La velocidad no ha sido el punto fuerte de España a lo largo de la historia atlética hispana, pero se trabaja con confianza para que esto pueda cambiar.

Teresa Mangué es de Guinea Ecuatorial, pero está afincada en Almería y tiene mucho que decidir sobre su nacionalidad. En todo caso, es un producto de la tierra al prepararse a conciencia desde aquí para alcanzar marcas cada vez más sorprendentes. Su crono en la carrera de 60 metros lisos se detuvo en 7.82 segundos, que es el segundo registro del año en su categoría real, que es la de cadete dada su edad, igualando a la catalana Rosell. Esto lo logró entre las mayores para que le valiera un bronce absoluto de Andalucía, entre atletas más hechas que ella físicamente y con, evidentemente, mayor experiencia.

Es alumna de la Escuela Deportiva Municipal de Atletismo y entrena en uno de los módulos que dirige el club Cajamar Ciudad de Almería. Milita en su primer año en categoría cadete y consiguió metal, récord personal, y al mismo tiempo mínima para el Campeonato de España de la disciplina, en el que podrá participar y que se celebrará en Sabadell el próximo fin de semana. Para ella, bajo la tutela de José Paz, es la segunda medalla conquistada en un corto periodo de tiempo, ya que hace una semana se proclamó campeona de Andalucía sub-23 en el mismo escenario.

Mangué se ha convertido en una de las atletas almerienses con mayor proyección y una de las mejores cadetes del circuito nacional en estos momentos. El entorno de trabajo le ayuda, puesto que las alumnas que entrenan en los módulos que dirige el club Cajamar Ciudad de Almería han conseguido ya 25 marcas mínimas que les concederán la participación en los campeonatos de Andalucía y de España de sus respectivas categorías y disciplinas. En su caso, por ser cadete y extranjera no aparece en el ranking absoluto nacional, pero de hacerlo estaría muy cerca de las 20 primeras.

En las categorías menores la normativa le permite subir al podio como si de una española se tratase, pero después no si no tuviese la nacionalidad. En lo personal, en las distancias cortas, y nunca mejor dicho, quienes la conocen la definen como «un tesoro de niña, muy fuerte y trabajadora, que ha sido bien encauzada por los monitores del atletismo almeriense».