sábado, 21 mayo 2022

Crónica de la muerte anunciada del Almería a manos del Barça en un partido sin historia

28 septiembre 2013
Almería
El Barcelona ganó en Almería

Rodri mide su carrera con la de Piqué (Foto: JL Matarín)

Comparte esta noticia en tus redes

Messi marcó con calidad antes de lesionarse mediada la primera parte y dejó a la UDA casi sin vida

Se hizo todo lo que se pudo como frase socorrida cuando el de enfrente es todo un FC Barcelona. Eso es lo que no se sabe si es aplicable o no una vez visto lo ocurrido sobre el césped del Mediterráneo. Es probable que sí mientras que hubo esperanzas, con un planteamiento de líneas muy juntas, disciplina defensiva y pocas alegrías atacantes, pero claramente se plegaron las velas nada más recibir el segundo tanto en contra al inicio de la segunda parte. Desde ese momento quedó la sensación de huir del fantasma del 0-8 buscando no encajar una goleada. Sin Messi en el campo desde el minuto 28 y con Neymar en el banquillo sin participar ni un solo minuto, al Barça solo se le obligó a ir quemando minutos de la basura camino de su récord de mejor arranque liguero de su historia.

Una sola tarjeta en contra del Almería en todo el partido es prueba suficiente de ello en el contexto de un choque de guante blanco, con dos cartulinas para los azulgranas, las tres totalmente innecesarias y por interrumpir el juego. Sin prisa y con pausa se lo tomó el Barcelona de inicio, buscando tener el dominio y chutando desde lejos, como hizo Iniesta en el minuto 5 obligando a una gran parada a mano cambiada por parte de Esteban. No podía mucho más la ingeniería culé, ya que las prietas líneas de la UDA lograban mantener a raya el ataque visitante. Incluso había cierto atrevimiento siempre con Soriano como distribuidor del juego de ataque, pero no se llegaba a puerta. Hasta el minuto 13, en el que Piqué cabeceó fuera desde el pico del área pequeña un servicio desde la derecha, no pasó nada reseñable, y de ahí se pasó directamente a Messi y su gol que abría la lata pasados siete minutos.

El Almería contra el líder de la Liga BBVA
Aleix Vidal fue muy incipiente entre la defensa culé demostrando su calidad

Así, en el 20 cogió el balón el 10, cambió de ritmo buscando el ángulo del área, se apoyó en Pedro para tirar una pared eléctrica, buscó el hueco y chutó al único sitio al que Esteban no podía llegar. Su zurda puso el cuero en el palo largo, el balón tocó madera y besó las mallas en el lado contrario de la portería. Un portento de calidad por parte del mejor jugador del mundo echaba por tierra todo el trabajo que se había hecho hasta ese momento, llevando la sensación a la grada y, lo que es peor, al césped, de que ya todo había acabado. Se desmoronó la esperanza de puntuar de un solo soplido y faltando todo un mundo, pero al menos no se derrumbó el deseo de no salir humillados. Algo de vida se recobró con una falta que sacó Verza y cabeceó fuera Soriano en el minuto 24, y se probó estrategia sin suerte en una falta cometida por Suso en una buena jugada individual. Pero para jugada, la de Aleix Vidal, al que posiblemente le sobró un último regate tras derrochar calidad hasta plantarse en el área de Víctor Valdés en el 40.

Se había tirado una vez, y entonces llegó el arreón último del Almería usando tiralíneas para poner  a Rodri dos veces con opciones ya muy al final. En primer lugar disparó a las nubes, y en segundo se topó con un acercado Valdés casi a bocajarro y en lo que sería el único lanzamiento rojiblanco entre los tres palos de todo el partido. Así se llegó al descanso, con Ayza Gámez pitando el camino de los vestuarios cuando el Almería tenía el balón circulando por el área culé. Se ganaron esperanzas de que si se mantenía ese resultado podría existir alguna opción de dar un susto, cayendo en la cuenta de que un 0-1 es un resultado vivo, pero la segunda mitad fue de salida de pleno control del Barcelona, que tocando sin demasiada brillantez cuajó una jugada colectiva que desarboló a la defensa rojiblanca en el minuto 55  para que Adriano hiciera un tanto de delantero centro improvisado.

El Almería contra el líder de la Liga BBVA
Suso dejó destellos de su clase que dejaron ajeno al Tata Martino

El 0-2 ya sí que fue una invitación a limitarse a consumir minutos buscando el final de un partido que estorbaba para ambos contrincantes. Neymar calentó pero no salió, el interés se situó en la gravedad de la lesión de Messi y el Almería metió a Azzez y a Dubarbier para asegurarse de que no caerían más goles. Los toques de calidad arriba fueron suficientes para los blaugranas y mataron el partido con anecdóticas llegadas, como un lanzamiento lejano y blando de Pedro en el 59, un chut fuera de Adriano en el 76 y una gran jugada de Bartra también hecho delantero en el 81. Por parte de la UDA no hubo nada que llevarse a la boca y sí mucha cautela, a pesar de la cual Esteban fue determinante para no encajar el tercero al final. Salió fuera de su área a los pies de Alexis y detuvo un obús a Alves en el descuento, en el que también Tello erró un tiro cruzado en un mano a mano en el que el asturiano cubrió mucha puerta.

FICHA TÉCNICA:

UD Almería: Esteban; Nelson, Trujillo, Pellerano, Christian; Verza (Barbosa, min. 79), Tébar; Suso, Soriano (Azeez, min. 61), Aleix Vidal (Dubarbier, min. 64), Rodri

FC Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Bartra, Adriano; Cesc, Busquets, Iniesta (Dos Santos, min. 92); Pedro, Messi (Xavi, min. 28), Alexis (Tello, min. 80)

Goles: 0-1, min. 20: Messi; 0-2, min. 55: Adriano

Árbitro: Ayza Gámez (Comité Valenciano). Amonestó a Verza (min. 27) por parte del Almería, y a Bartra (min. 25) y a Busquets (min. 89) por parte del Barcelona.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos ante 11.975 espectadores. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de Antonio Cintas, padre del entrenador de la UD Almería B, Juan Carlos Cintas.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*