domingo, 21 julio 2024

Purchena da el testigo a Londres: de Juegos Moriscos a Juegos Olímpicos

29 julio 2012
Purchena
Los Juegos Moriscos de Aben Humeya han precedido a los Juegos Olímpicos de Londres

Momento de la lectura del Juramento Morisco en Purchena

Comparte esta noticia en tus redes

El COI considera a los de Aben Humeya como el eslabón entre los de la antigüedad y los modernos

No es casualidad que el Comité Olímpico Internacional haya encontrado en esta celebración de los Juegos Moriscos purcheneros un nexo de unión entre las Olimpiadas de la Grecia clásica y los Juegos Olímpicos de la era presente. Las guerras y enfrentamientos acabaron con un acontecimiento que trascendía de lo deportivo y que hasta su reaparición, ya en la modernidad, únicamente tuvo reflejo en la decisión de Aben Humeya en 1569 de llevar a cabo unas competiciones muy particulares entre los moriscos de la rebelión de Granada, Baza, Guadix y las Alpujarras y los soldados llegados de de Fez y Turquía.

No cabe comparación alguna entre la repercusión que alcanza la cita londinense y la de la localidad del Almanzora, pero es muy significativa la llegada de unos 2.000 visitantes de media año tras año, excepto el pasado, que no se hicieron por falta de dinero. Su sitio histórico sí es cierto que debería haber tenido más reconocimiento tras las palabras de Juan Antonio Samaranch como presidente del COI, que vino a asegurar que «los Juegos Moriscos suponen rehacer el eslabón perdido en la cadena del olimpismo de la antigüedad y el mundo moderno».

Lo que se ha desarrollado en esta edición ya clausurada y repetido en todas las ediciones anteriores es un fiel reflejo de lo que organizó el rey morisco en la segunda mitad del siglo XVI: luchas cuerpo a cuerpo, carreras, tres concursos de saltos, levantamientos y resistencia de pesos, danzas por parejas de hombre y mujer y de mujer sola, de tañer, cantar y recitar en romance y árabe, pruebas de lanzamiento de cantos, de escopeta, arco y honda. Purchena era capital y corte de los moriscos, como asegura Julio Caro Baroja y recoge la web oficial del evento almeriense.

Aben Humeya organizó unos Juegos Moriscos en los que también contaba la danza
Actividades como la danza también servían para competir en los Juegos diseñados por Aben Humeya

El programa desarrollado este año ha hecho las delicias de todos los que de una manera u otra han participado en los tres días de eventos clausurados en la medianoche del sábado 28 de julio. El jueves todo comenzó con los Juegos Moriscos Infantiles y la apertura del Zoco Artesanal y Gastronómico. Al típico desfile por las calles de la localidad y el izado de banderas, con la inauguración oficial, siguieron las primeras pruebas deportivas y los espectáculos, a cargo del grupo de Danza Árabe de la Escuela Municipal de Baile y de la cantautora Sensi Falán y su música de las tres culturas.

Ya el viernes quedó presentado el libro Así jugaban los niños de Almería, de Fco. Javier Martínez, y se realizó la exhibición de lucha morisca a cargo de la Escuela de Tíjola. No faltó el flamenco como unión, con Multaka y su diálogo Flamenco-Árabe, entre pruebas de índole deportivo, claro está. Por último, y el sábado, amén de las competiciones llegaron también los títeres, más danza árabe y los concursos de cante y danza. Había que entregar los premios y clausurar, algo que se llevó a cabo antes del broche de la última ‘Noche Musical’ a cargo de Música Sefardí «Mara Aranda».

El éxito se ha alcanzado una vez más, y en ello han colaborado las actividades paralelas y la conocida ‘Madraza Cultural’ que ha dado un respiro a los padres y mucha diversión a los más pequeños. Se ha incluido además una ruta MTB entre Purchena y Laujar que se ha llamado precisamente ‘El eslabón perdido’. Dato curioso es que se ha visto mucha vestimenta morisca, algo que la organización había pedido en la medida de lo posible y que había incentivado con los descuentos que la misma reportaba en el Zoco Gastronómico.