jueves, 26 mayo 2022

Tanto para ascenso como para permanencia sólo vale la victoria

31 marzo 2012
Almería
Alcalá se dispone a controlar

Alcalá piense que a lo hecho, pecho, y ahora a ganar

Comparte esta noticia en tus redes

El San Roque y el Almería B se miden con objetivos distintos pero con la intención clara de ganar

El Estadio Ciudad de Lepe debe ser el lugar en el que las matemáticas dejen tranquilo al Almería B esta temporada, que a su termino podría considerarse como extraña y llena de altibajos en un equipo de fondo de armario para la escuadra de Segunda División. El rival será el titular de la localidad, el CD San Roque de Lepe, y el será de un corte totalmente distinto al del domingo pasado ante el Lorca Atlético, comenzando la diferencia en la situación en la tabla clasificatoria. Los sanroqueños andan a tres puntos de la promoción de ascenso y llevan una marcha excelente, como ya demostraron la semana pasada cuando dejaron al Roquetas al borde del abismo con su victoria en Los Bajos.

Francisco, estima que cada rival tiene su complicación y que todos son difíciles, pero en cuanto a su contrincante de hoy sus palabras han sido de elogio por haber sabido reponerse de las bajas que han sufrido, algo de lo que él precisamente debería de saber mucho, puesto que sus convocatorias no han sido casi nunca lo que él ha querido, sino lo que ha tenido. Sin ir más lejos, en esta ocasión vuelve a perder a dos futbolistas muy importantes como son Abel y Jonathan por su llamada al primer equipo. Tampoco ha podido elegir a Azeez, pero sí recupera a Lillo.

El Almería B viajó la tarde de ayer hacia la provincia de Huelva, lo cual es un consuelo, puesto que ha podido descansar convenientemente tras un largo trayecto por carretera. Todo sea por las matemáticas y por una salvación que ya está muy cerca pero que todavía no está aquí. Quién lo habría dicho mediada la segunda parte del partido ante el Lorca, con un 0 -2 en el electrónico que metía en estado de ansiedad al filial. Pero pasó que la capacidad de reacción apareció y en 14 minutos se dio la vuelta al marcador, ganando para si y para el Roquetas, directamente beneficiado de ello.

Hoy, como ya se ha apuntado, será otra historia, pero es cierto que el rival no es de los peores en relación al juego del equipo almeriense. Es cierto que el San Roque se construyó para ocupar las plazas por las que se mueve, pero las vicisitudes llegaron a la entidad onubense y todo se torció para después enderezar de nuevo el rumbo. Fuertes sobre el terreno de juego, despliegan una variedad de recursos tácticos que los hacen muy peligrosos y una gran intensidad atrás, a lo que suman el plus de motivación correspondiente a querer jugar la liguilla.

El técnico sanroqueño es un viejo conocido de la afición del Poli Ejido, Luis García Tevenet, que no podrá contar con Sergio Sánchez ni Chapi, ambos sancionados. Tampoco podrá actuar otro ex del Poli, éste más reciente, Moscardó, lesionado como lo están Bober y Antelo. Dos motivaciones diferentes para ambos equipos y bajas en los dos. El ambiente es la única diferencia a favor de los locales, eso y el horario atípico para los rojiblancos, poco acostumbrados a jugar en sábado y a la misma hora que sus ‘mayores’.