lunes, 23 mayo 2022

El Granada multiplica por 45 la motivación del Almería al no cumplir con las entradas

8 mayo 2014
Almería
Liga BBVA lucha por el descenso

Esas entradas marcaron 25 euros para los nazaríes

Comparte esta noticia en tus redes

La UDA cobró a la afición nazarí 25 € en el Mediterráneo, gesto no devuelto con el descenso en juego

Perplejidad absoluta en la sede del club almeriense fue lo que se vivió tras una larga jornada en la que se vino a confirmar lo que se temía. Miércoles ya a última hora, tres días completos de peticiones de entradas por parte de la hinchada habiéndose superado el millar de ellas y el Granada respondía que no, que no bajaba el precio que horas antes había dado a conocer de 45 euros las esquinas, lugar reservado para el público visitante en el estadio nazarí. Es cierto que se veía venir por las largas cambiadas que se obtenían como respuesta, y más después de que no ganaran los de Alcaraz en Anoeta aunque sumaran un punto con gol en fuera de juego en el descuento. La cosa quedaba en final entre vecinos, duelo fratricida, en 38 y 36 puntos para locales y visitantes.

Era el principio de año cuando desde la UD Almería como entidad se mandaron 700 entradas a un precio de 25 euros, cuando el normal es de 40 en esa zona, al Granada CF. Se facilitó en lo que se pudo el desplazamiento de la afición granadina en plena Navidad todavía, día 4 de enero, si bien el equipo entonces visitante salió calentito del terrero de juego con un rotundo 3-0 para los de Francisco siendo la única vez con tres goles a favor en toda la Liga y la primera de dos victorias por más de un gol, seguida por el 2-0 al Atlético de Madrid. En aquel momento se cerró verbalmente un contrato no firmado que suponía devolver el gesto en la segunda vuelta, pero con una falta alarmante de caballerosidad , impropia de un club serio, de lo dicho no me acuerdo.

La indignación en el club almeriense ha sido grande, el enfado de la afición de la UDA ha sido monumental, y el plus de motivación en la plantilla rojiblanca de rayas verticales podría ser decisivo. Había planificados muchos viajes que no se van a hacer, porque estamos en crisis y porque se sale del presupuesto de muchas familias. En parte, el Granada a aminorado la presencia de almerienses en las gradas, pero no va a poder impedir que en un buen número se desplacen hasta la capital de la Alhambra para no entrar en el Estadio y animar desde los aleñados a la llegada y a la salida del equipo, sonando con fuerza para saltar los muros del recinto durante el partido. Los jugadores del Almería puede que los oigan desde lejos, pero quizá por ellos eleven a más de un cien por cien su entrega. Y es que el club ha pensado en poner los autobuses gratis, y una vez allí, que cada cual decida lo que crea conveniente.

Las redes sociales hierven con la noticia, no oficial pero sí confirmada, y el enfado se está canalizando hacia no viajar y ver el partido en el Mediterráneo si el Almería lo organiza, o hacia lo dicho antes, a viajar sin entrada para cumplir además con lo previsto en cuanto a los actos de hermanamiento entre aficiones, que dicho sea de paso, no tienen ningún problema y que mantuvieron una relación muy cordial en el partido de la primera vuelta. Y es que nada tiene que ver ni la hinchada, ni la plantilla, ni el cuerpo técnico del Granada, siendo responsabilidad exclusivamente de su directiva, o más concretamente de su presidente. Quique Pina desvela con su gesto debilidad, el miedo que su entidad le tiene a un partido de pronóstico muy incierto pero que llega tras dos remontadas épicas de la UDA y su salida de puestos de descenso.

El Granada despedirá la liga en Zorrilla ante el Valladolid, y si pierde antes con el Almería tiene serio riesgo de perder también la categoría al término de la temporada. El cero en caballerosidad conlleva confesión de miedo al partido y acarrea más ganas de victoria del Almería, que además si gana y pierden Getafe y Osasuna sería equipo de Primera División otra temporada más y una jornada antes de que concluya el campeonato. Esas son parte de las cuentas posibles, pero en cualquiera de los casos un empate a priori no es bueno para ninguno de los dos porque sería jugar con fuego en un final de infarto. Las cuentas que no salen son las económicas para ese millar de aficionados de la UDA que se sienten estafados por el Granada.