jueves, 19 mayo 2022

No podía ser de otro modo, pero al final misión cumplida y se sigue de bronce

8 abril 2012
Almería
Filial ante el Puertollano

Hubo tres penaltis pitados en al partido, uno para el filial

Comparte esta noticia en tus redes

El Almería B se deja empatar un 2 a 0 a favor con dos penaltis en contra en los últimos instantes

Era lo que se necesitaba para la salvación matemática y es lo que se ha conseguido. El Almería B ha cambiado el guión en la mañana de hoy y ha jugado de más a menos, totalmente al contrario de lo que nos tenía acostumbrados hasta el momento. Si lo habitual ha sido tener que remontar para poder puntuar, o bien con empates o incluso llegando a la victoria, en esta ocasión ha tocado pedir la hora porque la sensación era la de que se podía perder al partido ante el Puertollano.

El filial no tuvo problemas de control durante más de 70 minutos de choque, pero como las emociones se prefieren fuertes en el Mediterráneo se ha cedido el mando al conjuto manchego del Puertollano, que con poco y sin casi ni quererlo, en tan sólo 5 minutos de juego, ha conseguido empatar un envite que tenía totalmente perdido. De hecho, pocos pueden pensar en que se escape una victoria encarrilada con juego y dos goles de ventaja ya en las postrimerías del choque, si bien es cierto que las circunstancias eran totalmente anómalas para los de Francisco.

La victoria estaba en el bolsillo con el 2 a 0 en el electrónico, pero dos penaltis sancionados en contra, ambos acarreando además sendas expulsiones, las del central Alcalá y el portero Lopito. Eran los minutos 85 y 93, ya en tiempo de prolongación por tanto, y se iba al limbo todo el trabajo realizado durante casi todo el partido. Es la demostración palpable de que ‘hasta el rabo todo es toro’, y de que el fútbol es un deporte que a veces escribe renglones torcidos.

Abel Molinero no viajó con el primer equipo, ya que Esteban Vigo eligió a Jonathan y a Alberto, sobre todo a este último para el centro del campo por si acaso, y el madrileño tuvo tiempo de poner un gran balón de gol que Cristobal metió para adentro, no sin cierta complicación al quedar la pelota un poco atrasada para el remate. Era el 1 a 0 en el minuto 37 de partido y el Almería B empezaba a certificar desde muy pronto su permanencia matemática,  puesto que los instantes previos eran de ocasiones locales y sin ningún acercamiento visitante, excepción hecha de algún lanzamiento lejano. Eso suponía al menos el empate, lo cual servía para el objetivo. Pero a tenor de lo que pasaba después es difícil creer que se llegara al descanso con esa renta tan exigua, ya que el dominio y los méritos los pusieron los jóvenes cachorros rojiblancos. Antes del gol fueron varias las llegadas peligrosas, con disparos comprometidos para el meta visitante, e incluso después del tanto la tónica fue igual, pero los primeros 45 minutos arrojaron ese corto resultado provisional.

Ya en la segunda mitad, la cosa siguió como concluyó la primera, pero con más fortuna si cabe, ya que el segundo llegó tras cinco minutos de juego. Fue también de penalti, en este caso por manos de Santacruz dentro de su área, y transformado por José Ramón. No tuvo problemas el delantero rojiblanco para batir a Reguero y poner así el 2 a 0 en el marcador. No como Omar ayer, pero parecido, fue el asunto, ya que el Puertollano era el equipo del ariete almeriense en División de Honor juvenil.

Lo que estaba claro es que los puertollanenses no se iban a entregar tan fácil, y por eso sus ocasiones, con los cambios para reforzar el ataque, se multiplicaron, pero siempre encontraban a un inspiradísimo Lopito. Tampoco anduvo mal la zaga al completo dispuesta por Francisco, y todo parecía lo normal en estos casos, con alguna salida peligrosa que otra protagonizada por los hombres más rápidos del filial. Sin embargo el tercero no llegó y cuando ya parecía todo controlado para amarrar el triunfo el colegiado sancionó con penalti un derribo de Alcalá a Guerra, que además, como ya se ha comentado, mandó a la caseta el central. Santacruz no desaprovechó el castigo y puso la emoción con el 2 a 1.

Los flanes empezaron a temblar y más cuando un lanzamiento de falta acabó en el poste almeriense a los dos minutos del recorte del marcador. Pero ya de nuevo todo parecía en su sitio cuando Lopito, ya con dos minutos de añadido, derribó al visitante Antonio Moreno. Otro penalti y otra expulsión, la del meta, que no pudo ser sustituido, por lo que Iván se vistió de portero a lo Santiago Acasiete hace seis años ante el Xerez. El jugador de campo no pudo evitar el gol del empate a dos, pero sí despejó con el pie, como no, otra llegada de peligro visitante en el último suspiro. Así que se empató, pero pudo ser hasta peor, y todo en los últimos cinco minutos más la ‘propinilla’.

FICHA TÉCNICA:

UD Almería B: Lopito, Lillo, Trujillo, Alcalá, Rubén Primo, Iriarte, Azeez, José Ramón (Richi, m. 86), Abel Molinero, Cristóbal (Iván, m. 70) y Pallarés (Okoro, m. 90).

CD Puertollano: Reguero, Portela, Santacruz, Pelegrina, Juanlu, Raúl Medina, Checa, Pedro Díaz (Elton, m. 46), Pizarraya (Héctor, m. 67), Valdivia (Guerra, m. 46) y Antonio Moreno.

Goles: 1-0, m. 37: Cristóbal. 2-0, m. 50: José Ramón, de penalti. 2-1, m. 85: Santacruz, de penalti. 2-2, m. 93: Santacruz, de penalti.

Árbitro: Carbonell Hernández, del colegio valenciano. Amonestó a los locales Trujillo, Alcalá, Cristóbal, Abel Molinero, Azeez y Rubén Primo. Por parte visitante a Raúl Medina. Expulsó a Reguero, entrenador visitante, en el m. 37 y a los locales Alcalá, en el m. 85, y Lopito, en el m. 92.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada del campeonato de Liga en el Grupo 4 de Segunda División B, disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, ante unos 400 espectadores. En las gradas, medio centenar de seguidores del CD Puertollano.