lunes, 15 abril 2024

Pepe Ferrer: «En los campos de fútbol de antes las chinas se clavaban hasta los huesos»

7 febrero 2013
Pepe Ferrer

Los recuerdos de Pepe Ferrer en las páginas de 'Cosecha celeste'

Comparte esta noticia en tus redes

Pepe Ferrer nació en Balerma, y en la década de los 70 defendió la portería del desaparecido club Pvo. Ejido.

Nacido en Balerma (El Ejido) y agricultor de profesión, la vida de Pepe Ferrer ha estado muy vinculada a los campos de fútbol. Fue icono de la portería del club Pvo. Ejido en la década de los 70. Su actuación fue determinante en el primer título conseguido por el Poli en el campo de Tabernas en la temporada 71/72, al parar un penalti en el último minuto. Paradón que sirvió para dar al equipo celeste el titulo de campeón de Almería. Ahí empezó a labrarse la historia de este balermero como parapenaltis del Poli.

¿De dónde viene tu vocación por el fútbol?
– Desde pequeño empecé a jugar en la calle, en la playa… siempre que se podía y tenía un rato, lo dedicaba a jugar con el balón. Al principio mi padre no estaba muy de acuerdo con que jugara tanto al fútbol.

¿Por qué eliges la posición de portero y no otra?
Pues la verdad es que no empecé a jugar de portero, era defensa, jugaba de central. Como no había ninguno que jugara de portero y yo que en esos tiempos tenía aptitudes para ocupar cualquier posición, pues ahí fui yo y me puse en la portería; y a los 14 o 15 añillos ya estaba parando goles con el primer equipo del Poli.

Pepe Ferrer
Desde muy joven, Pepe Ferrer jugaba en el primer equipo del Poli

¿Cómo eran los campos?
– Los campos era todos de tierra, ni albero, tierra más dura que un peñón de la que todavía mis rodillas tienen algún recuerdo de lo dura que estaba. Después algunos campos de fútbol, como el de Vera, sí tenían hierba. Los entrenamientos en el campo de tierra eran muy duros, a veces acababa con las chinas clavadas en los huesos.

El campo que te ha impresionado más…
– El Ramón de Carranza, en Cádiz.

pepe ferrer, en accion
Pepe Ferrer en acción 

¿Cómo fueron tus primeras botas?
– Al principio cuando empezamos a jugar no había botas como las de ahora, jugábamos con las zapatillas que lleváramos puestas. Ya más adelante, en cuanto empezábamos a salir a campos de fútbol de fuera, el club nos daba las botas salir al campo.

Cuéntanos alguna anécdota de los partidos de aquellos años.
– Te podría contar muchas, los viajes de los domingos cuando jugábamos fuera, fuimos a Ceuta donde entramos a una pensión de mala muerte de la que nos tuvimos que ir y todo (risas); lo pasábamos muy bien cuando íbamos fuera a jugar. Te voy a contar lo que me pasó en Linares, que seguramente fue la vez que más calor he pasado. Estábamos jugando por la tarde, con el sol cayendo a pellejos, y yo con mi jersey negro de lana gorda que me daba el club para los partidos, cuando llamé a Manolo el sevillano que vino con un cubo de agua… me quite el jersey y me lo echó por encima, ya no quería jugar más con el jersey…

En la actualidad, ¿qué portero es el que más te gusta?
Casillas es muy bueno y es mucho más alto que yo… Aunque yo era más ágil, yo me doblaba (risas).

Las fotos que ilustran la entrevista están publicadas en el libro ‘Cosecha celeste’, del periodista Ángel Acién