miércoles, 8 febrero 2023

Pasada la batalla de Vecindario toca que Ferrera haga autocrítica de Unicaja Almería

7 febrero 2013
Almería
Uno de los capitanes de Unicaja Almería hace autocrítica del último partido de Superliga

Mario Ferrera completando el calentamiento ante 7 Islas

Comparte esta noticia en tus redes

El receptor no se sorprende del nivel canario y destaca también el espaldarazo moral que ha supuesto

La vuelta se produjo al día siguiente todavía con las mieles de una victoria importante que fue la más trabajada de todas las logradas en lo que va de campeonato de Superliga. Es la undécima consecutiva además, y sólo se ha perdido un partido, pero sirve para muchas cosas además de para alegrarse por haber tenido capacidad de reacción y solvencia para darle la vuelta al marcador en dos ocasiones. Unicaja Almería venció al Vecindario ACE Gran Canaria y mirará tranquilo los streamings de los choques de sus rivales directos de cara a los play offs, sobre todo de Teruel, que podría recortar su desventaja con el líder blanquiverde para dejarla en dos puntos. Ser primero de la fase regular sigue estando en manos de los hombres de Molducci, que descansarán más de una semana y media antes de recibir a Vigo.

Tiempo de recuperación y tiempo de análisis tras un triunfo complicado y tras la derrota de la final de la Copa del Rey, ya que si no hay sorpresas mayúsculas lo natural será una gran final ante los verdugos de las pasadas campañas. Los naranjas de Novillo acechan, pero ya se les ha ganado con contundencia y la Copa pudo ser de cualquiera, así que lo mejor es no dejar ningún cabo suelto. Mientras tanto, el partido ante Vecindario fue de esos de los que crean afición, interesantes, entretenidos, emocionantes y con remontadas, pero también es cierto que hay que saber hacer autocrítica como la de Mario Ferrera: «el partido ha sido complicado, no hemos salido al cien por cien y se ha notado, han jugado bien en defensa y saque, entonces hemos jugado a remolque».

Los ahorradores tuvieron que esforzarse en cada uno de los sets, que se fueron a una alta puntuación, aunque sabían que los grancanarios no iban a recibirles precisamente de brazos caídos sino que iban a dar guerra: «ha sido difícil jugar sin entrenar en ese pabellón, con viaje largo, coche, avión… todo se junta a que no hemos hecho buenos números en ataque…». Con todo, el receptor no hizo un mal partido con 14 puntos, dos bloqueos, dos saques directos y un 67% de recepción positiva. Para él, «lo importante es que hemos podido remontar y seguir líderes». Si se va más allá, Vecindario ha sido un gran test para seguir creciendo como grupo y además nadie dijo que fuese un rival fácil: «han jugado bien estas últimas semanas ganando un partido en la Copa del Rey, así que sí, esperábamos un partido así».

Los canarios venían de disputar un complicado partido en tierras gallegas ante CV Vigo, que es el próximo rival ahorrador tal y como se ha precisado, al que le venció por un ajustado 2-3 en un espectacular encuentro de Sediman Déniz, que llegó a los 41 puntos. Pero esto no significa que las victorias en el tie break sean a las que se tenga que aspirar siempre que se enfrentan a un buen equipo. Eso sí, cuando se obtienen con mucho trabajo y ha habido momentos en los que se ha perdido el control siempre gustan más y de ellas se sale reforzado porque se aprende a competir con presión: «también hacía falta ganar un quinto set». En ese sentido se ha avanzado respecto al que ya disputaron ante CMA de Soria y que perdieron: «remontar un 1-0 y 2-1 es importante para la moral, y al menos nos podemos ir con algo positivo aunque no se haya jugado todo lo bien que se quería».

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*