jueves, 26 mayo 2022

Paliza, comida de hermandad y el ‘porque yo lo valgo’

10 abril 2012
Almería
Bernardello estira con fisio tras entrenamiento

Bernardello recibe la atención del fisio para recuperar mejor

Comparte esta noticia en tus redes

Bernardello considera que la plantilla ya merece una victoria por su esfuerzo y el trabajo bien hecho

Esteban Vigo intenta aprovechar el ‘pequeño mayor’ margen del que disfruta esta semana, después de haber tenido tan sólo tres sesiones, sólo una de ellas ‘normal’, antes del partido de Huesca. Hoy ha dirigido un entrenamiento de casi dos horas en el que ha insistido en la conducción y en la circulación del balón, en cómo defender al rival para evitar, como en El Alcoraz, que sorprenda a la contra, y otros detalles que irá incorporando. Su estilo es diferente al que desarrollaba Lucas Alcaraz, pero es consciente de que no se puede cambiar de la noche a la mañana.

Hoy ha contado de nuevo con seis jugadores del filial, que esta semana descansa porque le correspondería jugar con el Poli Ejido y ante la retirada de los celestes no hace falta disputar el partido para sumar los tres puntos. Concretamente han sido el central Trujillo, los centrocampistas Cristóbal, Alberto y Abel, y los delanteros Jonathan y Pallarés, lo que supone tres novedades con respecto a los llamados en el día de ayer. Parece que se han hecho fijos los dos atacantes y Alberto, que son los que han repetido.

Después del entrenamiento ha habido almuerzo de ‘hermandad’ entre la plantilla y el cuerpo técnico en Agualdulce, en el restaurante El Navío de la urbanización de Villa Africa, para ser exactos. Con esto se ha pretendido hacer piña ante la cita del viernes, catalogada como una auténtica final por todos, incluido Bernardello: ya toca ganar, hay que olvidarse del pasado, de estas siete jornadas que no ganamos y sea como sea el viernes, fuera el rival que fuera, en este caso el Villarreal B, hay que ganar sí o sí».

El argentino entró en el once ante las bajas de Soriano y Corona, pero su papel tanto en el encuentro como en los entrenamientos le puede abrir la puerta de la titularidad de una manera más regular: «siempre un cambio de entrenador para los que no juegan es bueno, y hay que demostrar que uno quiere estar, así que si me sigue tocando jugar, tratar de no salir más y ayudar al equipo, que es lo primordial, y si no, como antes cuando estaba Lucas, tirar para adelante». Y es que cada sesión preparatoria está siendo de gran competitividad, como cuando estaba el granadino, pero con otro aliciente: «las expectativas para los que no están jugando crecen muchísimo porque se quieren mostrar y quieren tener minutos, entonces eso hace que haya un juego más fuerte, pero siempre con buena intención, nunca para hacer daño a un compañero».

Sobre los métodos y el sistema del nuevo míster, Bernardello ha reconocido los esfuerzos por «captar los conceptos y tratar de hacerlos el viernes». Ese día el rival es un filial que, como todos, intenta hacer buen fútbol: «todos los partidos de esta liga son muy duros y el Villarreal B tiene juego de arriba e intentan aunque no les salga hacerlo con calidad, entonces hay que estar metido los 90 minutos y hacerles daño de otra forma a ellos, obviamente». Es posiblemente la cita más importante para el Almería en todo lo que va de temporada, puesto que puede acabar con todos los males o empeorar aún más la situación de ansiedad de la plantilla: «las victorias tapan todo; el otro día cuando nos marcan creo que al equipo se le vio un poco nervioso y puede ser que hayamos tenido ansiedad de querer empatarlo lo antes posible y nos desanimamos bastante».

Lo que tiene que ver con los méritos no siempre está acorde a los resultados, pero «el grupo está trabajando bien ya desde hace mucho y creo que toca ganar pero por nosotros, porque el grupo se lo merece». El hecho de que se juegue en viernes es valorado muy positivamente por el medio argentino, al igual que ayer comentó Aarón: «siempre que hay una racha negativa y te toca perder quieres jugar lo más rápido posible, porque se quiere cortar esa racha, así que tenemos la suerte de jugar el viernes y hay que ganar, hay que cortar ésta y meternos en una positiva y en playoff». Y es que precisamente la salida de estos puestos puede llegar a ser un buen acicate: «te puede hacer darte cuenta de muchas cosas».

Las cuentas salen si se tira de matemáticas puras y duras, pero más si se tiene el convencimiento de que es obligado pelear por el ascenso hasta directo: «sí estamos convencidos de que nos tenemos que meter ahí arriba, porque es así, tenemos un equipo para estar ahí arriba y es muy apresurado hablar, pero si no te metes ni en playoff sería muy malo para nosotros». Desde ya hay que volver a las posiciones de privilegio, y afrontar las vicisitudes que vayan viniendo, como las de las bajas que puede haber en este choque: «tanto Henok como Leo son importantísimos para el equipo, son delanteros fundamentales, y hay que suplirlos de la mejor manera a quien le toque jugar, pero espero que se recupere Henok y Leo tiene que estar la próxima semana ahí».