viernes, 1 julio 2022

Las derrotas también suman, filosofía para crecimiento de Almería Basket en Liga EBA

13 octubre 2014
Almería
Baloncesto Liga EBA

Balón picado por la defensa (Foto: Francisco García Sierra)

Comparte esta noticia en tus redes

Los hombres de rojo caen en el primer partido en casa ante un UPCT Basket Cartagena más curtido

A alguien le parecerá un despropósito tirar a estas alturas de nuestra breve historia de hemeroteca, pero el partido recordó en mucho al que hace justo un año inauguraba los registros del Almería Basket. Misma diferencia (13 puntos), mismo perfil de equipo enfrente (dos o tres excelentes veteranos muy bien secundados), mismos nervios y desajustes entre los locales y hasta idéntico pundonor sin premio. Hasta la expectación del estreno en la categoría pareció idéntica, pese al ascenso de categoría y la campaña de abonos de última hora.

El siempre respetable se las prometió de inicio felices viendo el buen tono de los de César Martínez, capaces de hacer frente a un UPCT Basket Cartagena siempre atento para aprovechar cada fallo. Entre nuestro ímpetu y su habilidad el marcador dictó casi tablas (9-8) antes de que Álvaro Fernández Cueto (intenso, incisivo) subiera el ritmo de una marcha y lanzara a José Jiménez (de nuevo fantástico de salida) y, sobre todo, a un Povilas Bileisis enchufadísimo durante el primer cuarto. Parcial de 8-0 y, casi igual de bueno, sin noticias de Jorge Lledó, secado por Cristian Ramón, a la postre el mejor de los almerienses.

El 17-10 con el que comenzó el segundo cuarto fue la última buena noticia hasta el descanso. Los murcianos recuperaron el acierto y se encomendaron a la defensa en zona para recuperar al menos el rebote defensivo. Lo hicieron, con él la iniciativa y pronto el mando en el marcador. Y de qué manera: 0-15 de salida (17-25 min. 15), desconectando de paso a Povilas y dejándolo, como al resto del equipo, sumido en la zozobra a ambos lados de la pista. Luis Rueda no consiguió esta vez enderezar el rumbo y los fallos bajo canasta se acumulaban, ora en el tiro, ora en el rebote que permitía al equipo visitante correr, anotar fácil e irse con franca ventaja al descanso (24-32). Con la pausa llegó algo de calma: César Martínez, a buen seguro, recordaría lo positivo a los suyos, les pediría un último. Pepe García haría otro tanto, confiado en que la velocidad de crucero del UPTC Basket Cartagena bastaría para solventar el partido.

Ambos cumplieron con el guión previsto. Los almerienses empezaron a remar contracorriente y dejaron casi todas las plumas para recortar sólo 3 puntos (18-15 en este cuarto): enfrente los de azul echaron el cerrojo a la zona y se impusieron en el cuerpo a cuerpo merced a una mayor presencia física que acabaría pasando factura a los nuestros. Fue encomiable (alguien dirá que hermoso) ver cómo los hombres de rojo exigían de los cartageneros idéntica entrega, máxima intensidad, todo su oficio. David Rubio asumió la responsabilidad que se le supone (¡con apenas 20 años!) y completó la labor de Cristian, multitplicando en ataque (acabaría con 16 puntos y 19 de valoración) su buen hacer defensivo.

El 42-47 que señalaba el luminoso y el cambio en la desastrosa dinámica del segundo cuarto permitían albergar legítimas esperanzas de asistir a un final apretado. Las intenciones de Pepe García y sus hombres, ya lo sabemos, eran otras, y pronto devolvieron los 10 y hasta los 13 de ventaja (45-58). Fue entonces cuando, de la mano de David Rubio y del recuerdo de otras jornadas épicas en el Moisés, los debutantes en liga EBA se soltaron y merced a un 7-0 redujeron la diferencia hasta el 52-58 y poco más de 5 minutos por jugar. Fue entonces cuando, todavía sin noticias de Jorge Lledó, el trabajo coral del veterano conjunto murciano, hasta entonces liderado por Victor Campos (15) y sobre todo David Costa (18), se acabó imponiendo a base de acierto en momentos clave: César Augusto Morales, 37 años, hizo 6 puntos seguidos que frenaron la remontada antes de dar el relevo de nuevo a Costa (a punto de cumplir los 32) y Albadalejo. Ellos dos se bastaron para romper la infructuosa presión a toda cancha y resolver el encuentro. Muy trabajada y no menos merecida victoria del UPTC Basket Cartagena, colíder de la competición junto a UCAM Murcia, Servigroup Benidorm y Meridiano UA Lucentum, próximo rival (también en casa) del Almería Basket.

5 años ha costado devolver a Almería al primer peldaño que conduce a la élite del baloncesto nacional y quizás hagan falta otros tantos partidos para que los hombres de rojo tomen la medida a la competición. Poco importa porque las sensaciones fueron buenas: los mejores ecos del reciente (y glorioso) pasado resonaron por momentos en la pista y protagonizaron las conversaciones post-partido. Si la confianza en el trabajo bien hecho no decae, llegarán los resultados. Pocos se acuerdan de cómo empiezan las cosas, pero sí de cómo terminan. Las derrotas también suman. Al tiempo.

Baloncesto Liga EBA

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*